Promoción: Curso de diálogos

Apúntate al curso de diálogos con + de un 30% de descuento. 

(Y si eres de las 10 más rápidas, llévate el curso "El Narrador" gratis)

Por qué escribir relatos si lo que quieres es escribir novelas

By Clara Tiscar

febrero 27, 2020

Hábito de escritura, Relatos

0 Comments


Dominar el género del cuento, o del relato, no es imprescindible para ser un buen novelista, es cierto; pero creo que escribir relatos es un paso obligatorio para acabar escribiendo una novela. Igual que en su día lo fue aprender a leer y aprender a escribir. Para narrar, que no escribir, necesitas mucha práctica. Y los relatos son un campo de entrenamiento perfecto.

Primer paso para ser escritora: escribe muchos relatos

Escribir relatos forma parte de la hoja de ruta para convertirte en escritora, o en escritor, que después los chicos se me enfadan.

Con frecuencia me preguntan qué se tiene que hacer para aprender a escribir y siempre respondo que escribir mucho y leer más.

¿Pero cómo escribir mucho?

Y más importante:

¿Cómo escribir para aprender?

La mejor forma de escribir para aprender es escribir relatos.

Deberías empezar escribiendo relatos o cuentos de una extensión razonable. Por razonable me refiero a que lo puedas escribir de una sentada, que empieces y termines en la misma sesión de escritura.

Lo ideal es escribir cada día, solo así tendrás agilidad y práctica suficiente. Para convertirte algún día en escritor es necesario tener mucha soltura, algo que se consigue con la práctica y el hábito.

Puede que te dé pereza escribir, que creas que te falten ideas, pero sólo escribiendo de forma habitual aprenderás, mejorarás y no andarás nunca falta de ideas. En serio.

Si te animas a empezar por los relatos, si quieres intentar escribir un relato cada día, o cada semana, echa un vistazo a mi curso de relatos: 60 días de cuento, en el que tienes 60 lecciones (una al día) y 60 propuestas para escribir relatos; el curso lanza una lección al día durante dos meses, pero puedes tomarte el tiempo que necesites para hacerlo y verlo las veces que quieras, el acceso a los cursos no caduca.

Razones para empezar escribiendo relatos o cuentos cortos si quieres ser novelista

1. Escribe relatos para conseguir motivación para escribir

Un relato al día es un objetivo asumible (si no temes quedarte sin ideas).

Ponerse el reto de escribir un relato al día es más fácil de cumplir que escribir una novela; porque cada día empiezas y terminas.

Acabar algo es un gran motivador. Te sirve para tener mejor energía y más fuerza, para sentir que lo has conseguido y continuar con más ganas.

razones para escribir relatos

Una novela cuesta mucho más de terminar así que imagina cuántos relatos podrías haber escrito en el tiempo que escribes una novela.

Empezar con una novela cuando no dominas las técnicas narrativas, ni la estructura es casi una garantía de que vas a bloquearte por el camino.

Probablemente lo vivirás como un fracaso, sentirás que lo que has hecho no es muy útil y la motivación caerá en picado.

Si estás al principio de tu camino en la escritura, necesitas alimentar esta motivación. Alcanzar objetivos es mucho más fácil con relatos que con una novela. Cada uno es una victoria.

Además, como verás en los siguientes puntos escribir relatos tiene otras muchas ventajas, por lo que tu motivación irá a más cuando las experimentes.

2. Escribe un relato al día para crear el hábito de la escritura

Escribir es una cuestión de hábito. Para escribir bien necesitas constancia, más si quieres escribir una novela en un periodo razonable de tiempo.

escribe un relato al día para crear el hábito

Qué es el hábito de la escritura

Tener un hábito es lo que te ayudará a encontrar siempre el tiempo y las ganas de escribir. Algo que puedes hacer sin resistencia.

En mi caso el hábito de escritura incluye despertarme pronto para escribir por las mañanas, suena el despertador y simplemente me despierto y me levanto, después de aplazar la alarma dos o tres veces, claro está. Pero nada que ver con que te suene la alarma para ir a trabajar. Te suena para escribir, para hacer lo que más te gusta. Pruébalo y me cuentas.

Resistencia a la idea de escribir cada día

Escribir es algo que haces por placer, porque te gusta. Porque tiene beneficios para ti. Por tanto, no debería asustarte la idea de escribir cada día un rato.

Si te agobia pensar que tiene que ser cada día, plantéatelo como algo que haces cinco o seis días y descansas uno. Tampoco estamos hablando de dedicar 10 horas al día. Media hora o una hora al día es suficiente.

Parte de la resistencia proviene del miedo a no tener ideas sobre lo que escribir. Un relato al día puede ser un reto que te asusta. (En mi curso tienes 60 propuestas para escribir, de las que derivan muchas más ideas, tendrás ideas para una temporada larga).

Y si no, siempre puedes reescribir algún relato y hacer ejercicios con lo que tengas escrito. Prueba a hacer cambios que te obliguen a reescribir el relato por entero: narrador, tiempo verbal, punto de vista, estructura…).

Cómo crear el hábito de la escritura

Si quieres que sea más fácil, empieza poco a poco.

Empieza con 5 minutos unos cuantos días seguidos, añade otros 5 minutos al cabo de una semana y ve aumentando el tiempo hasta que alcances el tiempo deseado. Insisto: media hora al día es mejor que nada. Y si te organizas bien puedes escribir una novela, dedicándole media hora al día.

Para crear el hábito de la escritura reserva un tiempo y simplemente escribe. Cada día.

Escribir relatos cortos te permite adquirir el hábito de la escritura.

Psicológicamente no da el mismo respeto enfrentarse a escribir 1000 palabras que a 80.000.

Mientras que para escribir una novela necesitas cientos horas de trabajo, para escribir un relato solo una hora.

Es más fácil vencer a la pereza o los miedos “si solo es una hora” (porque además terminarás ese mismo día y tendrás recompensa), que enfrentarte al abismo de “vamos a escribir durante un año cada día a ver si acabo la novela”.

3. Escribe relatos para practicar y experimentar con la escritura

Para aprender a hacer cualquier cosa hay que practicar. Por eso buscábamos crear el hábito para tener mucha práctica y soltura.

cómo aprender a escribir con relatos

Pero además, tendrás que ejercitar distintas cosas, hacer pruebas, comparar resultados…

Los relatos son un campo de experimentación perfecto. Son cortos y puedes experimentar mucho más en el mismo tiempo. Y todo lo que experimentes en los relatos, puedes aplicarlo a las novelas.

Me explico: para usar los distintos narradores tienes que practicar con ellos. A mí me parece una práctica excelente escribir el mismo relato usando distintos narradores y fijándote en los cambios que son necesarios en las escenas para poder adaptar el narrador; o el punto de vista.

También te permite experimentar con las descripciones, el ritmo, tu estilo…

Por supuesto, escribir relatos cortos te permite experimentar con distintos géneros.

Escribir relatos es un banco de pruebas ideal para aprender muchas de las habilidades que necesitarás para escribir una novela.

Practica la escritura si quieres fluidez

Escribiendo relatos no solo experimentas con las distintas técnicas narrativas sino que adquieres fluidez, y seguridad en la escritura.

Para mejorar tu fluidez escribiendo necesitas práctica, mucha; y que tu práctica sea algo habitual. Si lo dejas un tiempo, la fluidez mermará, necesitarás practicar de nuevo para recuperarla.

4. Escribe relatos de forma habitual para ser más creativo

Lo comprobarás cuando empieces a escribir un relato al día y a tomar notas de las ideas que surgen en una libreta de ideas (tener una libreta de ideas también debería ser algo imprescindible para todo escritor).

cómo ser más creativo escribiendo relatos

La creatividad ocurre cuando escribes, cuando ejercitas esa zona, o lo que sea de tu cerebro. Las ideas vienen y no les puedes hacer caso; así que las apuntas.

Las ideas surgen de personajes, de acciones, de conflictos que no puedes explorar en el relato que estás escribiendo, pero que puedes usar para otro.

Escribir un relato al día, te pone en forma y despierta la creatividad.

5. Te permite aprender (antes) de tus errores

cómo aprender a escribir relatos

Un relato es mucho más corto que una novela, y ya hemos visto que puedes poner en práctica técnicas narrativas.

Decía al principio que es necesario escribir para aprender. Y puedes aprender muchas cosas sobre escribir, o sobre tu estilo, con los relatos.

Para aprender de lo que escribes es imprescindible que seas capaz de leer lo que escribes de forma crítica o que encuentres a alguien que te eche una mano señalándote las mejoras que puedes hacer.

Cuando descubres qué haces mal es cuando lo puedes mejorar.

Si cada día escribes un relato, puedes aprender algo cada día. Y aplicarlo al día siguiente.

Aunque mientras escribes una novela aprendes mucho del proceso, pero hay errores que no los detectas hasta que la terminas, que es cuando tienes una vista completa, panorámica.

El relato, también te permitirá la vista panorámica, comparar estilos y aprender de tus errores en cada sesión de escritura.

En definitiva, escribir relatos es un paso imprescindible, diría yo, para aprender a escribir, descubrir tu estilo y prepararte para poder enfrentarte a mayores proyectos como una novela. 

Si quieres crear el hábito y retarte a escribir un relato cada día, no te pierdas mi curso de relatos

Si quieres unos consejos rápidos para escribir relatos, no te pierdas este artículo

Clara Tiscar

About the author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

You might also like

Leave a Repl​​​​​y

Your email address will not be published. Required fields are marked

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Descubre mis cursos online de escritura