Ventajas de escribir en primera persona | Clara Tiscar

Ventajas de escribir en primera persona

By Clara Tiscar | Técnicas narrativas

Abr 12
narrador en primera persona

¿Es más fácil escribir en primera persona que en tercera? ¿Tiene ventajas escribir en primera persona? ¿Por qué elegir un tipo de narrador y no otro?

Cómo elegir un narrador para tu novela

¿Cuál es el mejor narrador para una novela? Me temo que no hay una respuesta para eso. Cada tipo de narrador tiene sus ventajas y desventajas. Para mí, lo ideal es conocer la historia que quieres contar y después decidir el narrador, o narradores, que mejor funcionan para tu historia. Porque, como digo siempre, no solo importa la historia que cuentas sino cómo la cuentas, y en eso sí que es importante el tipo de narrador.

Conocer la historia a fondo, el argumento, te permitirá tramarlo y diseñar una estructura adecuada. Creo que la gran magia de contar historias no es “inventárselas” o “descubrirlas”, me da igual el tipo de escritora que seas. Para mí la magia ocurre cuando decides cómo vas a contar la historia.

Pero hoy no quiero convencerte de que planificar antes de escribir es lo mejor, porque quizás no lo es para ti. Y si tiene que serlo, lo mejor es que lo descubras por ti misma, probando y equivocándote.

Hoy quiero escribir sobre el narrador en primera persona. A priori puede parecer el más sencillo, pero no creo que lo sea, como el resto de narradores presenta sus ventajas y sus desventajas.

Para mí es igual de difícil, o de fácil, escribir en primera o tercera persona. Sí reconozco que escribir en segunda es complicadísimo; pero entre primera o tercera no veo diferencias de dificultad, sino de resultado.

Los límites del narrador

Como he dicho antes se trata de tener claro cómo quieres contar una historia y de delimitar tu narrador para usarlo bien. Cada tipo de narrador tiene una serie de limitaciones, que tienes que tener en cuenta para escribir. Y sí, estas limitaciones son las que complican la narración. Lo fácil es ignorar los límites de cada narrador y saltárselos cuando no encuentras la forma de contar lo que necesitas.

5 razones para escribir en primera persona

Escribir en primera persona tiene una serie de ventajas, aunque también desventajas (que te contaré en otro artículo). Hoy vamos a quedarnos con lo bueno, las cosas positivas que tiene que escribas en primera persona. ¡Vamos allá!

Empatía y credibilidad

Escribir en primera persona acerca a quien lee de inmediato a la historia. Además, es más fácil de creer, puesto que al estar escrito en primera persona le otorga un punto de realidad o de credibilidad mayor.

Es mucho más fácil escribir de forma introspectiva, relatar los pensamientos del personaje sin que suenen a pensamiento, sin que nadie tenga que meterse en la cabeza del personaje. El narrador en tercera persona ajeno a la historia siempre necesita un punto de colaboración por parte de la lectora. Si nos ponemos lógicas a la hora de leer, podemos salirnos de la historia con solo pensar quién la cuenta, cómo sabe lo que piensa el personaje. Por eso la colaboración de la lectora es imprescindible.

En cambio, al escribir en primera persona esa colaboración no es tan necesaria y eso consigue una credibilidad mayor. Y una cercanía, que aunque también puede conseguirse con el narrador en tercera persona, es más natural en la primera, pues tienes que dar menos explicaciones o pedir menos a la lectora.

Punto de vista muy cercano

El punto de vista del narrador coincidirá con el del protagonista. Aunque también lo puedes conseguir con un narrador en tercera persona, como decía en el punto anterior, es más natural hacerlo en uno de primera y resulta más creíble.

El punto de vista es tan cercano que puedes narrar los pensamientos del personaje a la vez que sus acciones, o explicar cómo es su proceso para tomar decisiones.

Que el punto de vista sea muy cercano no implica que el personaje no tenga secretos para la lectora. Pero gracias a esta cercanía y a la credibilidad, te será más fácil colársela y esconderle cosas a quien lee.

El punto de vista solo es cercano para el protagonista, siempre tienes que tener en cuenta que el resto de personajes serán vistos desde la óptica del personaje principal y por lo tanto todo estará explicado (e imprimado) con su punto de vista.

Caracterización del protagonista

Dicen que es más fácil caracterizar al protagonista cuando escribes en primera persona. De nuevo tengo que decir que no es más fácil ni más difícil que usando otros narradores. Simplemente tienes que hacerlo siguiendo las reglas del juego, lo que te permite cada uno de los narradores. Y, como también he dicho, cada narrador tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.

Para caracterizar al protagonista escribiendo en primera persona puedes usar sus pensamientos y sus acciones, sobre todo si sus acciones son contrarias a sus pensamientos. Sin necesidad de matices ni explicaciones.

Jugar con la información

Tener el punto de vista limitado a lo que conoce el protagonista puede ayudarte a jugar con la información, porque como escritora la conoces, pero el personaje no tiene por qué conocerla. Además, no te olvides de que el personaje puede no ser sincero con la lectora y mentir o esconder información.

Cualquier tipo de narrador te permite jugar con la información, de nuevo, tienes que tener claras las reglas de ese narrador y ver cómo sus características juegan a tu favor para distribuir y entregar información.

La voz del personaje es la voz del narrador

Algo que facilita las cosas es no tener que trabajar con distintas voces y en esto sí que creo que escribir en primera persona es una ventaja, porque la voz del personaje se corresponde con la del narrador y solo tendrás que trabajar y conocer a fondo una voz. Me refiero a su punto de vista (cómo ve el mundo), su vocabulario, su personalidad, su forma de expresarse…

Es algo que puedes hacer también en tercera persona, cuando la voz del narrador coincide con la del protagonista.

En cualquier caso, me parece que todos los narradores tienen ventajas y desventajas y que no hay uno mejor que otros sino que dependen de la historia que estés contando y de cómo quieras narrarla. Yo siempre prefiero elegir el narrador cuando ya he desarrollado toda la historia. Después, la estructuro teniendo en cuenta los distintos narradores y puntos de vista.

Y tú ¿tienes preferencias por un tipo de narrador? ¿Lo eliges antes de conocer la historia a fondo?

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

(6) comments

Marlene Flores 26 octubre, 2018

Hola Clara:

Me sale bien últimamente escribir en primera persona de la protagonista, y también
en primera persona del personaje secundario más cercano. Haciéndolo en capítulos aparte.

En cuanto a los demás personajes, intento que los dos anteriores sean los narradores, en segunda persona, de ellos según sea el caso. ¿Estará bien así?

Agradezco mucho tu opinión, así como todo lo que me has permitido aprender.

Un abrazo.

Reply
    Clara Tiscar 13 noviembre, 2018

    Imagino, Marlene, que te refieres a que el narrador (que has dicho que suelen ser tu protagonista y su secundario) expliquen cosas de otros personajes. En ese caso no creo que lo hagas en segunda persona sino en tercera, hablarás de “el o de ella” no de tú (hablar con “tú” como sujeto es hacerlo en segunda persona).

    Es una buena opción y te ofrece dos puntos de vista, trata de que sean complementarios y que no cuenten lo mismo y si escribes en primera persona (yo) asegúrate de que cada narrador habla distinto al otro porque son dos personajes diferentes.

    Reply
Marlene Flores González 7 junio, 2018

Hola Clara:
Me alegra mucho encontrarte en mi correo de nuevo; tu información es super valiosa. Quiero decirte que sigo escribiendo mi primer borrador, he puesto en práctica tus consejos. He creado una rutina diaria desde muy temprano, la que combino con mi oficio de pintora.
Escribo en primera persona, pero he creado un narrador en tercera porque la protagonista cuenta la historia desde su infancia y hay hechos histórico-políticos que me pareció dejar a la voz de un adulto. Aún tengo dudas al respecto, las que espero ir aclarando.

Un abrazo y mi agradecimiento.

Reply
    Clara Tiscar 11 junio, 2018

    Hola Marlene!
    Parece una buena elección esa voz adulta para temas más complejos. Estructura toda la historia y ármala de forma visual, para que puedas ver qué piezas (escenas) tiene cada narrador y ver qué tal va de equilibrio entre ambos.

    Reply
José María 12 abril, 2018

Hola Clara,

Aunque ya sabes que trabajo todavía en las diez ideas, sí que no aún tengo definido cómo escribir, si en primera o tercera persona. Creo, por lo que estoy viendo, que recurriré a una u otra voz según el momento, capítulo o argumentos. Ya lo decidiré en la fase de la planificación.
¿Por qué es esto lo que nos recomiendas desde el inicio? ¿Verdad?

Un abrazo y gracias,

Reply
    Clara Tiscar 13 abril, 2018

    Eso es, primero conocer la historia, piensas en los momentos (o escenas) que tiene que narrar y decides qué narrador le vendría mejor a cada una de ellas. Quizás no hay uno que venga bien para todas pero hay que ser uniforme o elegir varios narradores. Yo lo hago escena a escena, pero lo puedes hacer capítulo a capítulo, por ejemplo.

    Reply
Add Your Reply

Leave a Comment: