Una nueva etapa y un manifiesto

Hoy inicio una nueva etapa. Por ello comparto mi manifiesto contigo, en mi nueva casa online.  

Empecé escribiendo en mis blogs, Tecleandoando y Soy Guionista, por placer y cuando me apetecía. Creé dos blogs para diferenciar los contenidos, en aquel momento creí que era lo mejor y durante un tiempo me ha funcionado bien así. Podría mantener ambos blogs y escribir de vez en cuando, solo cuando tenga tiempo o me apetezca. Pero quiero hacer las cosas bien.

Con el tiempo, los seguidores de mi lista de correo han ido creciendo y cuando pregunto en qué temas están interesados la mayoría me dice que en todos. Esta es una de las razones por las que he decidido unificar. Voy a estar escribiendo sobre guion en el Blog de Creadivas, aunque seguiré republicando los contenidos por aquí. En resumen, solo cambia la plataforma, el resto seguirá igual

soy guionistaLo que no quiero que cambie

Tres cosas me han acompañado desde que tengo uso de razón:

Pasión por las historias

– Hacer deporte

– La curiosidad

No voy a hablar de deporte en este blog, por lo menos hoy no, quién sabe en un futuro. Creo que ser una persona deportista me ayuda a ser mejor escritora por muchas razones, necesitaría un artículo entero para explicarlas (quizás sí que tenga que acabar hablando de deporte en el blog).

Supongo que desde pequeña he cambiado en muchas cosas, pero estas tres siempre me han acompañado, a estas alturas ya puedo decir que algo muy gordo tendría que pasarme para que abandone alguna de ellas.

De curiosidad tampoco voy a hablar hoy, sólo diré que me parece imprescindible, básica, yo no podría ser yo sin ser curiosa. Tampoco podría ser escritora. La curiosidad no es algo habitual, creo que es algo que marca la diferencia entre un adulto y un niño, no hablemos ya de la capacidad de sorprendernos. Ambas cosas son básicas para que yo sea quien soy.

No sé si llamarle mi primer amor, pero sin duda la lectura fue mi primera gran pasión. Podría decir que me gusta leer y escribir, pero va mucho más allá. Es leer, escribir, ver películas (aunque hoy en día vea muchas más series que pelis), es tener historias todo el día rondando por la cabeza, es escuchar conversaciones para ver cómo habla la gente con la intención de escribir mejor y crear mejores personajes, es tener curiosidad por saber cómo funcionan esos mecanismos que hacen que te diviertas, te sorprendas o te enganches.
Por eso creé Tecleandoando, porque me gusta escribir, siento curiosidad por ciertos temas relacionados con la escritura y tener un blog es, entre muchas cosas, un modo genial de organizar tus conocimientos y seguir aprendiendo.

Paralelamente he descubierto que me lo paso bien ayudando a otros a escribir. Por ello, he decidido dejar de escribir para otros, centrarme en mis propios proyectos y en los de los autores que confían en mí para que les ayude a hacer crecer su idea y convertirla en un argumento que pueda dar paso a una buena historia; les ayudo a planificar su novela, a crear sus personajes, a estructurar sus tramas. ¡Me encanta!

manifiesto

Hoy, con orgullo, manifiesto:

Me siento orgullosa de haber convertido dos de mis pasiones en mi profesión y de tener tiempo diariamente para la tercera.

Me siento orgullosa de ser capaz de renunciar a un trabajo convencional, con un sueldo seguro (mucho más alto que lo que gano ahora en mis mejores meses) para vivir con lo justo y no necesitar cosas materiales que necesitan otros para ser felices. Ahora gestiono mi tiempo y elijo para quién trabajo, la mayor parte del tiempo trabajo para mí misma.

Me siento orgullosa de no trabajar, y de no escribir, para contentar a otros. Si algo no me apasiona, no lo hago.

Me siento orgullosa de no necesitar la confirmación de nadie. Soy escritora, le pese a quien le pese. Ya no espero la aprobación de una editorial, no la necesito. Me autopublico, ¿y qué? Escribo porque me gusta, no sé vivir sin hacerlo. Perder el miedo es necesario para aprender, lanzar tu obra al mundo es otro modo más de perder el miedo y seguir creciendo. Yo ya no tengo miedo.

Me siento orgullosa de no escribir para hacerme rica, ni para que me publiquen, ni siquiera para que me lea mucha gente. Escribo porque me gusta, escribo porque es mi vida. Porque sé hacer muchas otras cosas pero no quiero hacerlas; no, para ganar dinero. Escribo porque me hace feliz. Y punto.

Me siento orgullosa. Y seguiré estándolo, porque seguiré escribiendo, seguiré creando y seguiré intentando ayudar a otros que, como yo, sienten curiosidad por los engranajes de la escritura.escribo porque es mi vida

Trataré de ganar dinero con mi trabajo, pero seguiré compartiendo mis conocimientos de forma gratuita (que no desinteresada, ya que yo siempre aprendo con ello) a través de este blog y con las charlas y talleres que pienso seguir dando para animar a otros a escribir o para ayudarles a planificar su novela.

Hoy, por ejemplo, voy a compartir con mis suscriptores los apuntes que escribí para el taller de planificación del sábado.  No todo lo que hago tiene cabida en este blog, así que suscríbete para recibir contenidos exclusivos como el PDF del mini taller de planificación que impartí en la librería LibrUP este sábado.Charla-razones-para-planificar

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: