Tipos de narrador según su punto de vista | Clara Tiscar

Tipos de narrador según su punto de vista

By Clara Tiscar | Técnicas narrativas

Mar 01
tipos de narrador y punto de vista

Hace un par de semanas te contaba en qué consiste el punto de vista del narrador y su distancia narrativa. Quedé pendiente de contarte cómo se clasifican los distintos tipos de narrador en función del punto de vista y la distancia narrativa. Allá vamos.

Tipos de narrador en función de su punto de vista

Básicamente tenemos dos, aunque podemos incluir un tercero muy poco habitual y complicado de usar y del que no voy a hablar en este artículo:

  • narrador en primera persona
  • narrador en tercera persona
  • narrador en segunda persona (este lo vamos a dejar para otro día)

Diferencias de punto de vista entre el narrador en primera y tercera persona

Lo básico y más evidente es que el narrador en primera persona habla de “yo”. Y el narrador en tercera persona habla de “él, ella, ellos, ellas…”.

Narrador en primera persona

El punto de vista del narrador en primera persona siempre será íntimo, es el propio personaje quien narra, por lo tanto tendrá acceso a todo su conocimiento y emociones.

Este narrador estaría situado dentro de la cabeza del personaje.

¡Cuidado! Porque cuando usamos un narrador en primera persona, solo puede conocer lo que ocurre dentro de su cabeza. Al resto de personajes les verá como un narrador en tercera persona limitado.

La voz del narrador en este caso corresponderá a la del personaje que narra la historia en primera persona.

Si usas varios narradores en tu historia tendrás que separarlos por escenas, o capítulos, y cuidar mucho de no mezclar puntos de vista.

Para mi segunda novela elegí un narrador en primera persona para uno de los personajes y un par de narradores en tercera persona con el punto de vista más o menos limitado (son distintos). Están diferenciados por escenas.

Narrador en tercera persona

El punto de vista del narrador en tercera persona depende de la distancia narrativa que usemos y puede omnisciente o limitado.

La distancia narrativa será lo que marque el nivel de conocimiento que tiene el narrador del personaje del que habla.

El punto de vista será el personaje del que habla en cada escena.

¡Cuidado! Antiguamente un narrador omnisciente tenía la información de todos los personajes y podía saltar de uno a otro con tranquilidad. Hoy en día ya no se hace y, desde mi punto de vista, usar un narrador omnisciente que salta de un personaje a otro, demuestra una falta de habilidad narrativa.

Narrador en tercera persona limitada

Sabe lo que piensan los personajes, pero no en tanta profundidad como el narrador ilimitado o la primera persona. En este sentido podemos engañar al lector porque no deja de alguien desde fuera que se mete en la cabeza del personaje hasta donde el personaje le permite, por decirlo de alguna forma.

Dentro de las limitaciones del narrador podemos tener narradores con una distancia narrativa superior, que no le permita meterse en su cabeza.

En este caso podríamos imaginar al narrador como una cámara que el personaje carga en su hombro, en ocasiones este personaje pensará en voz alta para la cámara y en otras no. Pero lo que sí tiene la cámara es la capacidad de ver lo mismo que ve el personaje, y eso implica muchas veces verlo filtrado por las emociones o el punto de vista del personaje.

Cambios de personaje

El narrador en tercera persona limitada puede cambiarse de posición y acompañar a otro personaje en otra escena. Es importante que no saltes de un personaje a otro dentro de la misma escena. Puede que lo hayas leído, antiguamente sí se hacía así (con el narrador omnisciente), pero el narrador limitado elige a un personaje y le acompaña durante toda la escena.

No veas limitaciones sino ventajas

Quizás te parece complicado pensar que no puedes saltar de un personaje a otro para explicar lo que piensan mientras dialogan porque tú necesitas que el lector conozca el pensamiento de ambos personajes. Usar un narrador limitado de forma correcta puede parecerte precisamente limitado, pero tiene sus ventajas. Aunque te dará más trabajo el resultado será mucho mejor:

Lo que debes hacer es elegir a un personaje y explicar la escena desde su punto de vista, sin meterte en la cabeza del otro personaje.

La lectora, obviamente tendrá una visión limitada de lo que ha ocurrido y viciada por lo que piensa uno de los personajes.

Lo bueno, es que puedes usar esa limitación que tiene tu lectora para sorprenderla después, o puedes cambiar de punto de vista en otra escena y permitir que conozca más a fondo la visión del personaje que antes estaba limitado. De este modo irás incorporando capas a tu narración, añadiendo detalles que cambiarán la percepción de los personajes y que irán creando tensión en la historia.

Narrador en tercera persona omnisciente

Narrador ilimitado total

El omnisciente de toda la vida.

En desuso. Probablemente por el efecto del cine ya no se escribe, ni se recomienda hacerlo, usando narradores que lo sepan todo de todos los personajes. Y mucho menos, como he explicado antes saltando de uno a otro sin ningún tipo de norma.

Narrador omnisciente limitado

El narrador omnisciente lo puedes usar para conseguir el mismo efecto que en primera persona, pero en tercera. Es muy habitual.

El narrador usa el punto de vista del personaje protagonista, lo sabe todo acerca de él pero el punto el conocimiento que tiene del resto de personajes es limitado, y depende de lo que sepa el protagonista, lo que crea o cómo lo vea. Incluso cuando el narrador accede a escenas en las que el protagonista no está, su conocimiento es limitado, se comporta como un espectador.

En este caso, el protagonista de todas las escenas siempre será el mismo, y si se usa un punto de vista distinto en otra escena (si el narrador sigue a otro personaje) el acceso que tenga a él será limitado.

Estos son los narradores más habituales que se usan en las novelas hoy en día. Mi recomendación es que tengas clara la historia que quieres contar y las escenas importantes antes de decidirte por un tipo de narrador.

Cada narrador contaría la historia de una forma distinta y saber qué historia quieres contar te ayudará a decidir el narrador.

Otro factor que puedes tener en cuenta es el género que estás escribiendo y cuáles son los tipos de narradores más habituales.

En cualquier caso, lo importante es que seas coherente con el narrador elegido y que si decides usar más de uno o cambiar de punto de vista, los mantengas durante toda la escena y procures situar al lector lo antes posible sobre quién narra y de quién habla.

¡Ahora te toca a ti! ¿Cuál es tu narrador preferido? ¿El que menos te gusta? ¿El que no has usado nunca? ¡Cuéntame!

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

(16) comments

Maria 29 abril, 2018

Hola Clara, quisiera saber un ejemplo claro del narrador en tercera persona limitado, ya que lo confundo con el narrador testigo y el narrador equisciente.
Por favor podrías ayudarme.

Reply
    Clara Tiscar 15 mayo, 2018

    Un narrador testigo puede ser un narrador en tercera persona limitado. Son conceptos distintos, uno hace referencia a su papel dentro de la historia (está dentro o fuera) y el otro a la forma personal con la que narra. Un narrador testigo puede hablar en tercera persona siempre refiriéndose al protagonista y por lo tanto estar limitado porque no tiene la misma información que el protagonista y no hablar nunca de él mismo.

    En definitiva, el narrador en tercera limitado es aquel que trata de “el” o “ella” al protagonista y solo tiene información a la que puede acceder visualmente (no conoce pasado ni pensamientos).
    Un narrador equisciente sabe lo mismo que el personaje.

    Reply
yanette 10 abril, 2018

Hola.rstoy facinada por lo que estoy aprendiendo me hace sentir maravillosa y poder plasmar mis ideas en la novela que voy a empesar a escribir, gracias

Reply

Yo venía envuelto en el manto de Iris, desde donde paga su tributo el caudaloso Orinoco al Dios de las aguas. Había visitado las encantadas fuentes amazónicas, y quise subir al atalaya del Universo. Busqué las huellas de La Condamine y de Humboldt; seguílas audaz, nada me detuvo; llegué a la región glacial, el éter sofocaba mi aliento. Ninguna planta humana había hollado la corona diamantina que pusieron las manos de la Eternidad sobre las sienes excelsas del dominador de los Andes. Yo me dije: este manto de Iris que me ha servido de estandarte, ha recorrido en mis manos sobre regiones infernales, ha surcado los ríos y los mares, ha subido sobre los hombros gigantescos de los Andes; la tierra se ha allanado a los pies de Colombia, y el tiempo no ha podido detener la marcha de la libertad. Belona ha sido humillada por el resplandor de Iris, ¿y no podré yo trepar sobre los cabellos canosos del gigante de la tierra? Creo que el Narrador está en primera persona.

Reply
Armando Trujillo 29 marzo, 2018

Hola, Clara. Muchas gracias por la información tan valiosa. Tengo unos cuarenta años escribiendo cuentos como aficionado. He usado el narrador en primera persona, en tercera persona omnisciente. Este último sobretodo en los cuentos infantiles, y hace quince años le escribí un cuento póstumo a mi hijo en segunda persona. Como no he estudiado literatura estas cosas son nuevas para mí.Gracias.

Reply
Alicia 28 marzo, 2018

Hola Clara. Estoy aprendiendo mucho con tus publicaciones así que aprovecho para agradecerte tu claridad y elocuencia. Tengo una super duda acerca del tipo de narrador en tercera persona limitado…a lo mejor es una pregunta tonta pero me parece pertinente por el tipo de post. ¿Por qué en éste tipo de narrador, en la mayoría de las novelas, usa el verbo en pasado para la descripción de las acciones? “Ella miró”, “Corrieron tomados de la mano”, “Tomó café”…¿es solo una apreciación mía?¿es una regla? ¿El tiempo verbal escogido para la narración también incide en el tipo de historia que se quiere contar? ¿Hay alguna bibliografía recomendada para ésto?

Reply
    Clara Tiscar 3 abril, 2018

    Hola Alicia,
    el tiempo verbal no define el narrador, se puede escribir en primera persona y en pasado: le miré, corrimos tomados de la mano…
    O en segunda y futuro: le mirarás, correréis tomados de la mano…

    EL tiempo verbal, y el narrador, lo decides en función de la historia que quieres contar, de las intrigas que quieras suscitar, de cómo quieres transmitir esa historia o cómo te sientes más cómoda narrando.

    Reply
Alicia Palavecino 28 marzo, 2018

Mi autora favorita es Isabel Allende. No me convenció mucho Vargas Llosa.

Reply
Haydee 9 marzo, 2018

La información es valiosa para emprender la tarea de escribir novelas como las variaciones en la tercera persona. Me hubiera gustado ver algunos ejemplos de novelas conocidas para apreciar cabalmente la aplicación de la teoría, especialmente lo relacionado con el narrador omnisciente limitado y el cambio de narrador. No sé si es posible.

Reply
Miguel Merino 1 marzo, 2018

¡Gracias por la información! Lo que he leído hasta ahora del curso, ha despejado dudas y me ha mostrado elementos sustanciales en los que no había caído en la cuenta al momento de narrar. Gracias Clara.

Reply
jesus castillo 1 marzo, 2018

clara loque quiero es editar mis manuscritoy creo que los voy a publicar en amazon o en babut algo asi. creo que s lo mas conveniente. pero tengo un problema no se como hacerlo. me ayudarias

Reply
jesus castillo 1 marzo, 2018

mi narradoe es de primera persona t tercera persona. se involucra a los personajes de la vida real. eso en las novelas. en el manuscrito de poemas y observaciones de un desempleado, ocurre lo mismo. primer y tercera persona. si no estoy equivocado segun tu criterio. g

Reply
Add Your Reply

Leave a Comment: