Tipos de bloqueo

By Clara Tiscar | Planificar

¿Quieres escribir novelas y no sabes cómo empezar?


Suscríbete y accede ahora  a las 7 lecciones en vídeo del curso "7 claves antes de empezar a escribir tu novela".


 

May 11
bloqueo del escritor

Una de las preguntas que más me hacen cuando digo que soy escritora (la primera suele ser: ¿y vives de eso😳?) es qué hago cuando me bloqueo. Pues depende de qué tipo de bloqueo tenga, contesto yo, entonces ponen cara de no entender nada y yo añado que no suele pasarme. La mejor forma de escapar del bloqueo es no entrar en él. O encontrarte en ese punto y no considerarlo un bloqueo, si tienes herramientas para solucionarlo saldrás sin problemas. Un bloqueo es un indicador de que estás haciendo algo mal, así que: bienvenido sea.

Hay muchos tipos de bloqueo de escritor, y la solución dependerá de qué sea lo que te bloquea. ¿Vemos algunos?

tipos de bloqueo

No sé qué escribir, no tengo ideas

Vaya, vaya… bloqueado antes de empezar. ¿Falta de ideas? Eso sí que es raro. ¿En serio no tienes ideas? No las habrás apuntado pero seguro que has tenido un montón de ellas y ahora no las recuerdas. Para que no vuelva a pasarte lleva siempre contigo una libreta de notas y apúntalo todo. Todo.

Aquí tienes algo de información sobre qué hacer cuando tienes una idea.

¿Tienes que escribir sobre un tema en concreto y ya estás seco de ideas? Eso sí que me lo creo, cuando escribes en un blog, por ejemplo, y la temática siempre es la misma puede llegar un momento en el que parezca que no tienes ideas. Pero las tienes. Seguro. De nuevo, recurre a tu libreta de notas, y estáte siempre dispuesto a apuntar lo que se te ocurra, mientras escribes, documentándote, mientras paseas al perro…

Siempre puedes recurrir a alguna técnica creativa para generar nuevas ideas. 

¡Tengo muchas ideas! ¿Cuál elijo?

¡Eso no es un bloqueo! Tienes suerte. Puedes analizarlas, jugar con ellas y ver por cuál te decides. Echa un ojo a este artículo: Cómo pasar de una idea a una historia.

Para decantarte por una o por otra, a parte de ver cómo funcionan como historias, puedes pensar en su público objetivo, en lo que se haya escrito parecido, en lo que te apetezca más hacer…

No sé por dónde empezar

¡Me gustas! No te has lanzado a aporrear las teclas como hacen otros sin planificar ni un poquito. No temas, lo único que tienes que hacer es conocer tu historia antes de poderla contar. Lo mejor es planificar, prueba esta versión del método copo de nieve.

Tengo una escaleta, pero sigo atascado

Bueno, eso nos ha pasado a todos. Si tienes la planificación y la escaleta y aún y así no te pones a escribir, puede que el proyecto no te motive lo suficiente o puede que tu diseño tenga problemas y no sepas o quieras reconocerlos. Lo ideal es que repases personajes, conflictos, objetivos y motivaciones. ¿Has tenido en cuenta las leyes de la acción?

Atascado en mitad de una escena

De nuevo repasa todo lo que comentábamos en el punto anterior. Si ya tienes una planificación previa y sabes qué es lo que vendrá después y no puedes solucionar una escena en concreto, repasa el objetivo y las motivaciones de tus personajes. Tal vez es incoherente con lo que viene después. Quizás lo mejor es no meterte en este lío y dar marcha atrás y buscar otro camino.

Otra solución es ir a la escena siguiente y pensar cómo ha llegado tu personaje hasta ahí. En lugar de conectar escenas de atrás hacia adelante prueba a hacerlo al revés: dónde llega y por tanto de dónde viene.

Atascado en mitad de la novela

Planificar te habría venido bien. Todavía estás a tiempo. Hazte preguntas y busca la solución en la acción y las motivaciones de tus personajes, incluido el antagonista.

Problemas con los personajes

Incoherencias, falta de objetivos, personajes a los que les pasan cosas en lugar de hacer cosas… Eso hace que te sientas aburrido y que no te gusten tus propios personajes. ¿Tienes claro quién es el protagonista? Si tú no le quieres, no lo van a hacer tus lectores, no escribas sobre personajes que aborrezcas, te tienen que motivar, vas a vivir con ellos un buen rato.

Callejón sin salida

Esto es una de las peores cosas que te puede pasar. Has tenido señales antes de que la cosa no iba bien, te atascaste en mitad de alguna escena y lo solucionaste poniendo un parche, puede que eso fuera lo que te indicaba que ese no era el camino. A pesar de eso seguiste y ahora tienes mucho más escrito y te das cuenta de que no vas a ninguna parte. No te queda otra. Reescribir. Desandar lo andado y volver al punto de partida, buscar un camino mejor.

Ojo, la planificación esto tampoco lo evita. Puede que pensaras que las tramas y los obstáculos que tenías previstos funcionaría y ahora que lo has escrito te das cuenta de que no. Lo bueno de tener una escaleta es que tienes una vista panorámica y es más fácil detectar momentos bajos o insertar escenas. La escaleta es la guía que te servirá para editar y tiene que estar viva y actualizada, como lo que escribes.

Si quieres saber más sobre este tema, puedes comprar mi libro en Amazon .

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

(6) comments

[…] Tipos de bloqueo, de Clara Tiscar. Esta entrada constituye un abreboca para su libro Cómo escribir una novela: superar el bloqueo. Clara examina diferentes etapas en que el autor puede sentirse bloqueado durante el proceso de escritura de su novela. Ofrece prácticos consejos para adquirir o recuperar la fluidez al construir una historia. […]

Reply
Dorothy 11 mayo, 2016

Uf. Creo que he tenido de todos los tipos de bloqueo xD Creo que los peores son el de quedarte bloqueado a la mitad de la novela y el de los problemas con los personajes… Porque al fin y al cabo el callejón sin salida se ve venir a la legua y suele venir dado por alguno de los otros. ^^ ¿Cuál ha sido el peor bloqueo que has tenido?

Reply
    Clara Tiscar 11 mayo, 2016

    ¡Buena pregunta!
    No sé… me vienen algunos a la cabeza, con historias que no pude terminar (no tenían ni pies ni cabeza). Pero el último fue con la última novela que he publicado y que empecé planteándola de un modo muy serio y oscuro, una novela negra, negra, pero no podía avanzar. Hasta que me di cuenta, después de dejarlo durante un año por lo menos, que tenía que darle la vuelta, cambiar el tono y construir una “novelita ligera”. Creo que acerté, estoy contenta con el resultado, aunque siempre se puede mejorar, claro.

    Reply
      Dorothy 11 mayo, 2016

      Bueno, a veces hay que saber cuándo parar. Dicen que rectificar es de sabios, así que me alegro mucho de que al final encontraras la manera de escribir esa historia. ¡Saludos!

      Reply
susana 11 mayo, 2016

Qué gran artículo, muchas gracias por tanta info y tan útil.
un saludo.

Reply
Add Your Reply

Leave a Comment: