¿Qué tiene que ver el guión con la escalada?

estructura del guion

Como cada viernes, una entrada relacionada con el aprendizaje de los guionistas, o todo lo que tienes que saber antes de escribir un guión. Tras ver qué es un guión, y para qué y quién se escribe, hoy lo lógico es hablar de la estructura. Así que allá vamos.

Según El Cine en definiciones, de Valentín Fernández-Tubau (extraído de ABC guionistas)

La estructura es el orden y forma en que se presenta lo que pasa en una historia. Se considera el esqueleto del guion, que en la historia cinematográfica tradicional se ajusta a un primer acto de planteamiento con un incidente clave o detonante, un segundo acto de desarrollo usualmente acabado en crisis, y un acto de desenlace con un clímax y resolución, siendo el protagonista el epicentro de la historia. Existen, asimismo, estructuras alternativas.

La estructura es el mapa que tienes que seguir a la hora de escribir tu historia, un poco como el mapa del tesoro del guionista. Como buena contadora de historias que soy, tengo la manía de buscar metáforas y comparaciones a la hora de explicar algo, cosa que no sé si simplifica o complica lo que cuento, pero allá va mi metáfora de la estructura de un guión.

La estructura es al guión lo que  la vía es al escalador

¿Cuántos guionistas aficionados a la escalada me leerán? Como no tengo ni idea, y supongo que no seréis muchos, os cuento lo que aprendí cuando yo escalaba.

La vía es el trayecto que tiene que seguir el escalador para subir una pared de montaña. Las vías están ahí, pero para poder subir a la montaña tienes que sujetarte de alguna manera.

El primer escalador que sube abre la vía. Creo recordar que a eso se le llamaba “ir de primero” o subir de primero. En las fisuras de la montaña va introduciendo anclajes en los que engancha la cuerda. Abajo siempre hay alguien asegurando la cuerda, de modo que si el que está subiendo cae, el de abajo tira de la cuerda, que se tensiona y frena la caída del escalador en el último punto de anclaje.

El que sube detrás ya usa la cuerda que ha puesto el primero y se va asegurando en los anclajes que ha puesto el que iba de primero.estructura del guion

Si esa vía es muy practicada lo más habitual es asegurar los anclajes de modo que quien venga detrás se los encuentre fijados en la montaña y no tenga que ir abriendo vía. Esto es conocido como vía equipada.

Para un escalador novato, lo mejor es subir de segundo en una vía equipada. Es mucho más segura. Podrá subir de primero a medida que tenga experiencia y sólo cuando sea un experto podrá subir a la montaña pelada para poner los anclajes y abrir vía para otros.

Después de todo esto espero poder explicar mejor cómo funciona la estructura de un guión.

La palabra guión viene de guía. La vía es la guía por la que tiene que subir el escalador. La estructura es la vía, por tanto la guía,  y los puntos de anclaje son determinados puntos del guión que conoces antes de empezar a escribir: el detonante, el primer punto de giro, el clímax… Cuántos más puntos conozcas más segura será la subida, en este caso la escritura.

Cada pulso de acción que tengas de tu guión antes de ponerte a escribirlo, es un punto de anclaje de la vía.

En la estructura de un guión, subir de primero podría significar tener únicamente los pulsos importantes del guión. Subir de segundo significaría sentarse a escribir cuando tengas todos los pulsos del guión claros.

Es decir, cómo empieza, qué pasa después, y eso a qué lleva, cada pulso de acción te tiene que llevar irremediablemente a otro.

Eso es lo que aprendes a hacer y a analizar cuando escaletas una película o una serie, aquí te cuento cómo hacerlo.

Cuantos más pulsos de acción tengas de tu guión antes de empezar a escribir, más fácil será subir esa montaña, por lo menos será más seguro ya que entre un punto de anclaje y otro no habrá mucha distancia.

Piensa que como guionista tienes que actuar como escalador. En primer lugar necesitas escaletar todo el contenido de tu guión antes de ponerte a escribir.

Si conoces absolutamente todo lo que pasa y lo has ordenado de forma que un acontecimiento lleve a otro, que la acción no se detenga, que el protagonista tenga un objetivo claro y que sea capaz de solucionar sus obstáculos (además de un objetivo, tu protagonista necesitará obstáculos), cuando llegue la hora de escribir el guión no tendrás que pensar qué escribir sino cómo escribirlo.

Dice Robert McKee, en su libro El Guión:

La estructura es una selección de acontecimientos extraídos de las narraciones de las vidas de los personajes que se componen para crear una secuencia estratégica que produzca emociones y expresen una visión concreta del mundo.

Si conoces los acontecimientos que vas a contar, cuando escribas el guión sólo tendrás que limitarte a contarlos.

Hay muchos tipos de estructuras. Y unos elementos que deberían tener todas y cada una de ellas. En los próximos artículos hablaré de diferentes tipos de estructura y cómo enfrentarse a ella.