Qué es el subtexto y por qué deberías diseñarlo en profundidad

By Clara Tiscar | Técnicas para escribir

¿Quieres escribir novelas y no sabes cómo empezar?


Suscríbete y accede ahora  a las 7 lecciones en vídeo del curso "7 claves antes de empezar a escribir tu novela".


 

Jun 14
subtexto en los diálogos

El subtexto es lo que se lee entre lineas; la información que le proporcionamos al lector sin dársela abiertamente.

El lector lo entenderá; si no es en el mismo momento lo hará más adelante, cuando tenga la información suficiente. Uno de los errores que más me molestan como lectora es la mala dosificación de la información. Fíjate que digo “dosificación” de la información, no entrega. No hace falta contarlo todo. Ni siquiera hace falta que el lector lo entienda todo, suele ser mucho mejor hacerle pensar que dárselo todo masticado. La información hay que dosificarla y repartirla adecuadamente y no entregarla toda de la misma forma.

Una forma genial de jugar con la información, dosificarla y hacer pensar al lector es el subtexto.

Por qué es imprescindible el subtexto

Leer una novela sin subtexto es como recibir un regalo sin envolver, o tener que abrirlo sabiendo lo que hay dentro porque te lo han chivado. Absurdo. Sin emoción. Una cortada de rollo. (Bueno, vale, depende de lo que me regales: ¿un coche? sin envolver me vale, con un simple lazo bastará. Si es un caballo no hace falta ni que tenga el lazo)

El subtexto es uno de los ingredientes principales de un buen diálogo, pero no solo eso, debería ser uno de los ingredientes mejor estudiados de tu novela.

El subtexto es imprescindible porque (y seguro que me dejo algo)…

Porque añade profundidad

Crea nuevas capas de comprensión, cuantas más capas tenga tu novela, más profunda será, más compleja y, por tanto, más rica. El subtexto nos cuenta lo que ni narrador ni personajes nos cuentan directamente. Permite al lector zambullirse en la escena mucho más profundamente. Y además le permite hacerlo de una forma sensorial y emocional.

Porque influye en el estado de ánimo del lector

Y también en el del personaje. Gracias al subtexto lectores y personajes pueden experimentar lo mismo. Con el subtexto conseguimos crear ambientes que reflejen estados de ánimo, por ejemplo. Si el narrador consigue transmitir lo que siente el personaje a través de sus descripciones (sin decir lo que siente) conseguirá que el lector sienta lo mismo.

Genera conflicto

Porque el subtexto genera conflicto entre personajes, entre el personaje y el lector y permite al lector conocer detalles que el personaje no sabe todavía.

Despierta interés en el lector

El subtexto logrará despertar el interés del lector cuando detecte que un personaje va más allá de lo que dice o lo que dicen de él. Cuando descubra que tiene secretos y que él los entiende, se morirá de ganas de saber cómo sigue su historia. El subtexto es una forma excelente de crear tensión y enganche, y conseguir que el lector siga pasando páginas sin poder parar de leer.

subtexto en las novelas

El subtexto habla de la verdad

El subtexto es la realidad más íntima. La que los personajes no se atreven a reconocer en voz alta. A veces la que ellos mismos no conocen. El subtexto habla de los pensamientos más profundos de un personaje.

Caracteriza al personaje

Gracias al subtexto expresado a través de las acciones del personaje, de su punto de vista o de su lenguaje corporal podremos saber la verdad y por tanto conocer al personaje y ver cómo evoluciona.

Cómo crear subtexto

Para poder escribir con subtexto tienes que conocer a fondo a tus personajes. Saber qué piensan y cómo actúan. Tener en cuenta la ley de causa efectoy tener claro qué información quieres proporcionar al lector sin que el personaje la verbalice.

Cuidado porque con el subtexto también puedes entrar en los tópicos y conseguir que sea menos interesante. Un ejemplo claro del subtexto tópico son las novelas románticas en las que tenemos a dos personajes con tensión sexual. Es un tema más de subtexto que de diálogo o acciones claras, pero lamentablemente se abusa de los mismos ejemplos: dientes mordiendo el labio, miradas profundas, repasos de arriba a abajo…

Descripciones y ambientes

Lo que describe el narrador dependerá del punto de vista del personaje. Dependiendo de las creencias o del estado de ánimo del personaje, este se fijará en unos detalles o en otros. Cuando los transmite el narrador no está haciendo una simple descripción, está contando cómo ve el personaje las cosas.

En la actitud del personaje

Lo que hace, su lenguaje corporal, cómo se comporta, sus incoherencias, lo que le preocupa, en lo que se fija…

En los diálogos

  • Cuando un personaje dice una cosa queriendo decir otra.
  • Por las mentiras o las contradicciones de los personajes.
  • Por sus palabras, porque no hace falta decir que alguien está enfadado si manda a otro a “la mierda”. A no ser que forme parte de su vocabulario habitual, claro.

En los diálogos es casi tan importante (o más) el subtexto que los propios parlamentos de los personajes o los incisos del narrador. Por eso es imprescindible diseñar el diálogo en primer lugar y después recortar y substituir los pensamientos de los personajes por subtexto.

Los personajes se caracterizan más por lo que hacen que por lo que dicen, pero también por lo que callan o por lo que deciden decir en lugar de la verdad.

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

Leave a Comment: