Publibuk: una propuesta editorial alternativa

By Clara Tiscar | Publicar

¿Quieres escribir novelas y no sabes cómo empezar?


Suscríbete y accede ahora  a las 7 lecciones en vídeo del curso "7 claves antes de empezar a escribir tu novela".


 

Jun 09
Libros con publicidad

¿Te imaginas poder leer todos los libros que quieras de forma legal, generando ingresos para sus autores, pero sin pagar nada por la lectura? Pues esta es la propuesta de El Salto Editorial, con su servicio Publibuk.

Conozco a Carlos Venegas, el creador de El Salto Editorial, hace muchos años. Emprendimos un negocio juntos, cuando ambos estábamos empezando a movernos por Internet y a buscarnos la vida para trabajar sin depender de otros. Es un tío al que aprecio mucho, lo nuestro no funcionó, y no porque no fuera una buena idea, sino porque él está en Córdoba y yo en Barcelona. Y por mucho Internet que tengas, trabajar con alguien a quien no puedes ver nunca, complica las cosas, pero hicimos cosas chulas juntos y creo que ambos aprendimos mucho. El problema, como suele pasar, es que mientras un negocio no da dinero, te tienes que seguir buscando la vida por otro lado. A mí me salieron cosillas, a él también y nuestro pequeño proyecto se fue quedando parado hasta que decidimos dejarlo. De eso nos queda esta amistad virtual que tenemos ahora y, como ya he dicho, un montón de aprendizajes por el camino. Por eso a Carlos le deseo lo mejor, y me encantaría que triunfara en esta nueva aventura por la que ya lleva luchando una temporada.

Libros con publicidad

Curiosamente, mientras Carlos y yo trabajamos juntos yo era la que escribía y él era el ilustrador. Pero después descubrió que le gusta escribir y publicó su propio libro, El vástago de la muerte. Imagino cómo fue su andadura con las editoriales y todo lo que ha descubierto sobre el negocio y sobre la forma de hacer las cosas en este sector.

Su respuesta fue crear una pequeña editorial, El Salto Editorial, en la que seleccionan a autores que les gustan, los editan con mimo y tratan de vender sus obras. Pero ya sabemos cómo está el mercado. ¿Verdad?

Amazon, nubico y otras empresas ya tienen su servicio de tarifa plana que permite a los lectores leer todo lo que quieran, siempre y cuando esté dentro de su catálogo, por un precio fijo mensual.
¿Qué propone el El Salto Editorial con su sistema “Publibuk”?
Pretenden ofrecer su propia tarifa plana a sus clientes, a coste cero. Los beneficios provendrán de la inserción de publicidad dentro de los libros.

Los anuncios los encontrarás al finalizar un capítulo y serán páginas completas a todo color (bueno, supongo que eso dependerá del dispositivo en el que leas). No habrá publicidad después de todos los capítulos, se repartirán a lo largo de libro 4 o 5 anuncios, depende de lo largo que sea el libro.

El vastago de la muerte publibuk

La idea es crear una app para poder leer desde cualquier dispositivo y que también sea accesible desde cualquier ordenador. (Aprovecho para deciros que si os gusta el proyecto les sigáis en Facebook para estar al día de lo que hacen y poder participar en su futuro crowfunding)
Los autores cobrarán por página leída, algo similar a lo que hace el sistema de Amazon, Kindle Unlimited.
Y hasta aquí la teoría.
Ahora viene mi opinión

Me sorprende que nadie lo haya hecho hasta ahora. No he investigado mucho, puesto que no es mi idea de negocio, pero no parece que nadie esté explotando este sistema, así que a priori eso podría ser algo bueno o algo indicativo de que ya se ha probado y no va a funcionar. Pero como no he investigado, no tengo ni idea, supongo que ellos habrán hecho un fantástico estudio de mercado antes de lanzarse y tendrán este punto controlado.

Me gusta mucho el branded content, creo que el futuro de la publicidad pasa por fuerza por aquí, y que la publicidad tal como la conocemos hasta ahora será solo una pequeña parte de todo lo que sea haga. No es que tenga los días contados, pero hace años que las inversiones publicitarias se han desplazado de la televisión a otros canales, mucho más específicos y en los que segmentar a la audiencia es mucho más fácil.

Además, estamos entrando en una era en la que aceptamos mejor pagar por los contenidos. Hace 40 años solo había un canal de televisión y se hacían anuncios para pagar los programas que se emitían. Después llegaron las cadenas privadas y las cadenas por satélite que ofrecían contenidos libres de publicidad a cambio de una suscripción.
Hoy en día casi todo el mundo tiene como mínimo un sistema de recepción de contenidos de pago en su casa. ¿No? Yo tengo varios. ¡Netflix es mi Dios!

No obstante, hay muchas personas que optan por piratear los contenidos, en realidad no han echado números de lo que les cuesta una suscripción a Netflix y las horas que pierden buscando y descargando contenidos, añadiendo subtítulos, eliminando viruses… A mí no me compensa perder aunque sea una hora al mes de mi tiempo por algo que consigo por 7 euros. Para mí el tiempo es mucho más importante que el dinero. Mis horas valen mucho más que 7€, aunque no las esté trabajando.Pero está claro que hay gente para todo y que aunque se lo den gratis, muchos prefieren piratear un libro que descargarlo gratuito en Amazon, por ejemplo.

Por eso tengo mis dudas de que Publibuk pueda funcionar, quizás es porque lo miro desde mi propio punto de vista: prefiero pagar para tener un servicio de calidad que tener que recibir imputs publicitarios cuando estoy leyendo o viendo series o pelis. No me importa recibir publicidad, pero prefiero otros canales, que suelen pillarme más receptiva. Entiendo que la publicidad es necesaria pero creo que hay que buscar fórmulas para llegar y no para bombardear.

publibukCreo que conmigo la publicidad en un libro no funcionaría. Si estoy leyendo quiero seguir el ritmo de lectura sin que una página entera me hable de otra cosa y me pida que me salga de la historia. Claro que puedes pasarla, pero entonces si la publicidad no hace mella en el lector, ¿qué beneficios obtendrá el anunciante?

Ojo, que como concepto me parece muy buena idea, pero quizás habría que encontrar la manera de poner la publicidad antes de empezar la lectura, en el salvapantallas, al final del libro, cuando cierras para irte a descansar… No sé.

Por eso hoy, te presento este proyecto y te pregunto si lo usarías y qué le pedirías como usuario para que te gustara. ¿Y cómo autora? ¿Qué sensaciones te genera Publibuk?

Por si no has estado atenta a los enlaces te los dejo aquí de nuevo:
Publibuk: presentación del proyecto.
El vástago de la muerte: la primera novela de Carlos Vengas, que podrás leer gratis y comprobar cómo funciona Publibuk.

¿Quieres escribir sin bloqueos?

Suscríbete a mi lista de correo y descarga ahora GRATIS el PDF "Cómo superar el bloqueo".

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

(19) comments

Manuel Zorrilla Garcia. 9 Julio, 2016

En mi opinión, el buen Venegas, está en lo cierto; por otro lado, amén de que cada compañía está en su derecho de dar a conocer su producto, (un autor/a también), hay publicidad y tostón, como también hay formas en las que presentar esa propaganda hasta pide ser curiosa o interesante. Y si además puede beneficiar a nos, los “raros” de la lectura…(me niego a usar un término extranjero mientras haya una equivalencia en nuestro amado castellano). Original la ocurrencia es, hay que reconocer; y trabajada también parece. Le deseo lo mejor. Suerte y al lío, valiente.

Reply
    Clara Tiscar 9 Julio, 2016

    ¡Gracias por tu comentario! Estoy contigo en que hay formas de mostrar la publicidad curiosa e interesante. A mí me gusta mucho el branded content bien hecho. Creo que por ahí pasa parte del futuro de la publicidad y el audiovisual.

    Reply
Lucas Sánchez Henao 11 Junio, 2016

(Idea de última hora jaja)

Incluso se podrían incluor booktrailers en caso del libro digital y dar la opción como en youtube de saltarlos pasados unos segundos. En la versión en papel basta con imprimir un anuncio en las páginas porque uno lo ignoraría al verlo, pero más tarde seguro que le picaría la curiosidad.

Reply
Lucas Sánchez Henao 11 Junio, 2016

Sería un poco molesto, pero creo que la gratuidad lo compensa con creces. Por otra parte, coincido en que la publicidad más adecuada sería incluir otros libros del misml género, así uno se aseguraría de que la publicidad interesará a ese cliente (e incljso se podría poner más publicidad porque creo que a cualquier persona que lea le interesa saber de otros libros). Lo que sí que creo qje habría de quedar clarísimo es garantizar la independencia del autor, es decir, que los anunciantes no puedan intervenir en lo más mínimo en el contenido de la obra en que aparecen. Supongo que si la publicidad consiste en poner otros libros esto queda más asegurado (arte que anuncia arte, no parece peligroso).

¡Buena idea, seguiré el proyecto de cerca!

Un saludo.

Reply
Marko R. 10 Junio, 2016

Bueno, me he topado de casualidad con este post y me ha resultado curioso, ya que mi terreno es el marketing y la publicidad. Perdón si mi comentario suena duro, mi intención es sólo participar del debate en clave de marketing/publicidad (que es de lo que sé un poco).
El formato que se presenta, estos Publibooks, es interesante de primeras, pero profundizando un poco, le encuentro más contras que pros.
La primera traba viene por la editorial, con todo mi respeto a El salto editorial, que seguro que hacen un gran trabajo, pero, ¿hasta que punto es interesante que te ofrezcan gratis libros de autores desconocidos a cambio de publicidad, si Amazon, por ejemplo, ya los ofrece gratis?
Es decir, si Editorial Salamandra te dice que puedes leer Harry Potter (por poner un ejemplo muy conocido) gratis a cambio de intercalar unos cuantos anuncios, puede resultar interesante (y habría que discutirlo por lo que luego apuntaré), pero un libro de un autor amateur…hay cientos, miles de libros de autores amateurs (algunos buenos, otros malos y otros, malísimos) que se pueden leer gratis, ya sea en Amazon o en otras plataformas.
Esto nos lleva a la segunda contra: ¿que número de lectores alcanzarian estas publicaciones? Pienso que, con suerte (o mucha suerte) cientos, quizás algunos miles y eso, publictariamente hablando, es muy, muy poco, por lo que a un anunciante no le resultaría demasiado interesante, y esto nos lleva a un tercer punto.
El tercer punto es que el formato en sí, el libro, no creo que terminara funcionando como soporte publicitario. La autora del post lo ha comentado “Una de dos: O a nadie se le ha ocurrido o alguien ya lo habrá pensado y llegado a la conclusión de que no funciona”. Me inclino más por la segunda.
Como dije antes, el número de impactos (personas que vieran los anuncios) que se podrían conseguir es muy reducido, los impactos útiles (personas que vieran el anuncio que se adecuen al target que busca el anunciante) mucho menor, y, de hecho, poder segmentar ese target, en libros sería muy complicado. Me explico: la tendencia actual es afinar al máximo a la hora de hacer publicidad, intentando que el mayor número de impactos se conviertan en impactos útiles, y para ellointernet,, las redes sociales y Google adwords ofrecen una segmentación que se puede apurar sorprendentemente (Puedes definir regiones, aficiones, conexiones, edades, nivel educativo y un largo etc…), con un libro que cualquier pudiera leer sería mucho más complicado esto. Se podría hacer muy grosso modo: Una novela romántica, tendría un público mayoritariamente femenino, pero realmente sería difífcil de concluir (el menciionado Harry Potter, leido por niños de 10 años y hombretones de 30), por lo que deberiamos olvidarnos de una buena segmentación.
Además el formato , a priori, tampoco es demasiado goloso para publicidad:
Un libro es algo íntimo, lo leemos a solas y con el objetivo de avanzar en la historia, esto quiere decir que rara vez volvemos atrás para releer pasajes, por lo que, cada anuncio insertado conseguiría un solo impacto. Para que realmente consiguieramos el efecto deseado (como anunciantes) el mismo anuncio debería aparecer un buen número de veces a lo largo del libro, lo que sería demasiado invasivo, y vamos al cuarto punto.
Por lo que he leido, se entiende que la editorial quiere que sus libros sólo se puedan leer a través de una aplicación o directamente en su web. Yo pienso (quizás esto es un gusto personal) que los que leemos libros digitales, preferimos leerlo en eReaders tipo Kindle, antes que en PDF en pantallas que te dejan los ojos “machacados”, por lo que restringir la plataforma, sólo invitaría al lector a buscar el libro “por otros medios” y poder leerlo donde a el le diera la gana.
Disculpad el tocho, espero que no se tome como una crítica, sino como una observación.

Un saludo.

Reply
    Clara Tiscar 10 Junio, 2016

    Hola Marko! Para nada tocho, me ha encantado tu comentario. Muchas gracias por tomarte la molestia de compartir tu opinión. Yo pienso un poco como tú, por eso digo que conmigo el sistema no funcionaría. Imagino que la publicidad óptima para este tipo de producto son productos relacionados: otros libros del mismo género, dispositivos, alguna oferta de lectura y poco más. La publicidad contextual también podría funcionar bien, pero para eso no puedes tener un anuncio fijo, sino que debes usar técnicas de remarketing y con lo que paga Google, por ejemplo, por clic en un anuncio no pagas la edición de un libro (necesitarías como un millón de clics, lo que puede significar cientos de millones de impresiones de anuncios, bueno no tanto pero son cifras muy altas).

    Respecto al catálogo, entiendo que ellos quieren ir a por todas y poder ofrecer un contenido de calidad más allá de libros autopublicados de autores desconocidos, pero es complicado hacerse con derechos de libros y más si tienes que dejar el libro en exclusiva en la plataforma.

    Lo ideal sería poder leer los libros desde un ebook, que para eso están hechos, y no desde un ordenador o desde una tableta…
    Pero para evitar la piratería es básico no dejar disponible el archivo de descarga. Aunque, por otra parte, no creo que la piratería se pueda evitar ni que todo sean perjuicios.

    Me temo que para poder hacer realidad este sueño y hacerlo con unas funciones atractivas la inversión tiene que ser muy grande, a ver qué pasa.

    Reply
      Marko R 10 Junio, 2016

      De hecho esto que se plantea es lo mismo que hacia 24symbols, que se anunció como a “el spotify” de los libros, ya que ofrecia un modelo freemium: Leer a cambio de ver publicidad o pagar 9€ al mes para leer sin publi y sin necesidad de internet. ¿Que ha ocurrido? El modelo anterior no funcionó (en gran parte por el catálogo, que no era atractivo para el lector, que siendo claros, busca lo que busca, lo que vende) y ahora lo han eliminado siendo una plataforma a la cual sólo se puede acceder abonando la cuota mensual. De hecho, esto es un comentario de su CEO, cuando le preguntan por los beneficios que genera la publicidad intercalada en sus libros, de hace sólo un año y pico, donde ya vislumbraba que el planteamiento no iba a funcionar:
      “La publicidad ahora mismo es residual. Los ingresos que se generan se pagan a un precio muy bajo. Lo que te da es tan poco que incluso en la app apenas tenemos ingresos, de hecho en algún momento hemos quitado la publicidad[…] Realmente la publicidad no está funcionando.

      Quizás haya que encontrar otra vuelca de tuerca, pero para eso, como bien dices, hace falta una gran inversión económica.

      Reply
      Clara Tiscar 10 Junio, 2016

      Interesante, gracias.

      Reply
    Carlos Venegas 11 Junio, 2016

    ¡Hola Marko!, muchísimas gracias por el comentario y el tiempo dedicado a escribirlo. El hecho de no usar e-reader es sencillo, no queremos archivos descargables ya que son sencillos de piratear. Simplemente usando calibre se puede convertir a cualquier formato, aunque sea un PDF con seguridad de contraseña. En el momento que hay un archivo “pirateable” ya tienes un tremendo problema como autor y como editorial. Es cierto que lo ideal sería el e-reader, pero también que los últimos modelos cada vez se acercan más a las posibilidades que puede ofrecer una tablet en cuanto a resolución e interactividad online.

    Por otro lado, no cobraríamos por click sino mediante una tarifa plana de 50€ (tarifa más que asequible visto lo que se está pagando) por espacio publicitado con un contrato de X meses. Con ello lo que queremos es que las empresas prueben y se arriesguen. En cuanto a la segmentación, gracias a la geolocalización se podría segmentar por provincias y poblaciones, pudiendo llevar la publicidad al mercado local y no solo a internet. La idea no es cobrar por tasa de conversión, es ofrecer una plataforma que sea mucho más efectiva que pueda serlo una campaña de flyers, los cuales tienen un coste probablemente mayor, menos prestaciones que la publicidad digital y muy bajo porcentaje de visibilidad.

    La idea no es funcionar como Google adwords, no es segmentar como lo hacen ellos, la idea es usar la localización como fuerte. Poder introducir cupones descuento para negocios locales, etc. Cualquier negocio podría ofrecer la aplicación con un simple cartel con un código QR. Se podría introducir en medios de transporte, salas de espera, etc. No queremos jugar con las reglas del marketing online que hay marcadas, queremos que sea otra cosa. Ejemplo: si en ese libro tienes un cupón de descuento para un comercio y funcionase como un tipo de cheque oferta, sería una buena razón para visitar el libro en más de una ocasión.

    Por otro lado, es una forma de llevar la publicidad al usuario, no tiene que hacer una búsqueda o tener una necesidad. Se puede generar la necesidad a partir de la visualización de la publicidad.

    En cuanto al tema de los libros, también hemos pensado en espacios para autoeditores. Que por un bajo coste puedan encontrar un espacio donde se difunda su libro. De hecho, en la fase Beta hemos introducido un anuncio de una autoeditora que se presentó al concurso.

    Tenemos toneladas de trabajo por hacer y muchos pasos falsos que dar hasta tocar las teclas adecuadas. Ojalá que funcione y se cree una nueva vía de negocio y mercado, pues creo que sería bueno para el negocio del libro, que se ha encorsetado demasiado. Al final lo que vende es un buen producto y una buena campaña de marketing alrededor suyo. Si consigues captar la atención de la gente con ese libro y le das facilidades para acceder a él…

    Muchísimas gracias por el comentario. Muy revelador 🙂

    Reply
L. M. Mateo 10 Junio, 2016

Iba a plantear un par de dudas, pero veo que Carlos ya las ha resuelto.
Soy del tipo de lectoras a las que si te acercas cuando tiene un libro en la mano, lo más probable es que muerda. Imagina si me ponen publicidad. Así que pagaría un premium, porque me parece una gran idea.
Creo que el formato puede resultar muy bien, sobre todo si tenemos en cuenta que los anuncios son una extensión más en nuestras vidas (en estos momentos vivo en el continente americano, y puedo dar fe de que aquí hay publicidad, encubierta o no, hasta en la sopa de letras). Es el momento de empezar a buscar nuevos formatos para los libros y adaptarlos al mundo en el que vivimos. Y eso requiere iniciativas originales y diferentes.
Personalmente, soy muy tradicional con los libros. Cuando mi madre me regaló una kindle, me salió urticaria solo de verla, porque adoro el papel. Donde vivo ahora es casi imposible encontrar una librería, y esa misma kindle que tanto odié, es la que está salvando mi gran trasero de lectora. Lo que demuestra, de nuevo, algo muy importante: aunque seamos animales de costumbres, nos terminamos adaptando al medio para sobrevivir.

Reply
    Clara Tiscar 10 Junio, 2016

    ¡Es una idea genial! Y además,se me ocurre que podríamos estar hablando también de libros en papel con publicidad. ¿No? Como en las revistas o los periódicos, pagas una parte pequeña y el resto lo cubren los anunciantes.

    Reply
      L. M. Mateo 10 Junio, 2016

      Pues no había pensado en el formato papel, pero ahora que lo dices, podría funcionar.
      Muchos libros incluyen al final publicidad sobre otras novelas del autor. ¿Por qué no utilizar las primeras páginas —por esas pasamos todos— para incluir la publicidad de otros, como si de un patrocinio se tratase? No lo veo entre capítulos (por ahora), a menos que el libro se divida en partes, donde sí me parece viable. Ya sabes, aquello de “final de la primera parte” y ahí justito, en la página siguiente… el anuncio.
      Como somos más o menos de la misma edad, recordarás las polémicas campañas que hizo Toscani para Benetton en los años ochenta y noventa. Hoy en día, impactar del mismo modo en que lo hizo él es más complicado, porque el consumidor ya conoce las reglas de esa tipología de anuncio. El cambio ha requerido cierto tiempo, y las campañas de los ochenta eran menos agresivas que las de la década siguiente. Fue un “crescendo” en toda regla.
      En novelas más cortas editadas en papel, las primeras páginas serían lo más adecuado para no cansar al lector, al menos mientras este tipo de formato no sea lo habitual. Otra cosa es que funcionase y que con el tiempo se incorporaran entre capítulos. El mercado está en constante cambio, pero a los consumidores nos cuesta un poco aceptarlos.

      Reply
Carlos Venegas 9 Junio, 2016

Hola, muchas gracias por los comentarios y a Clara por el dedicarle un rato de su tiempo. Me gustaría decir que el funcionamiento no deja de ser parecido al de cualquier otra APP, la idea es que quién no quiera publicidad tenga su opción premium. Pero hay mucha gente que prefiere “sufrir” la molestia por ver el contenido de forma gratuita. A la vista están los datos sobre pirateo, los cuales indican que un 87,48% de las descargas de contenido cultural realizadas en España han sido ilegales. Es decir, que a la gente le da igual que las películas no tengan la calidad adecuada o tengan sonido de lata mientras sean gratuitas; o que los libros hayan sido convertidos de otros formatos provocando errores de maquetado, o que tengan más faltas de ortografía que el original al haber sido picados.
Vivimos en una sociedad en la que hay publicidad por todas partes menos en los libros. Algo que siempre me llamó la atención.
Por otro lado el lector al igual que en los vídeos de otros canales que tienen publicidad (por ejemplo mi tele), tendrán un temporizador para asegurar que durante unos segundos el usuario verá ese anuncio, hasta tener la posibilidad de seguir leyendo. De esta forma salvaguardamos la inversión del anunciante, que al final es la empresa que sufraga los gastos de la editorial y de los autores. Además de la ayuda en todos los temas solidarios en los que nos gustaría meternos.

En definitiva, hay gustos para todos, habrá quien sea muy purista con el tema de los libros y le horrorice, habrá quien sea más pragmático y le encante la idea. Pero cualquiera de ellos tendrá su opción. Todos menos los piratas, que no podrán disfrutar de un archivo que piratear y compartir robando los derechos de autor del autor y la editorial que ostenta temporalmente esos derechos.

Ojalá todo salga bien, y espero que cuando hagamos el crowdfunding con jugosas recompensas se una muchísima gente a apoyar esta aventura. Porque lo que es seguro, que el sistema hoy no favorece ni a las editoriales alternativas honradas que no buscan cobrar a los autores ni a los pequeños autores que buscan hacerse un hueco y ven con estupor como han pirateado su libro al poco tiempo de haberlo puesto a la venta en las plataformas.

En definitiva, ojalá que nos salga bien la jugada y podamos apostar por muchos autores noveles rentabilizando la inversión y el esfuerzo tan enorme que estamos realizando para intentar que la apuesta salga bien.

MUCHAS GRACIAS DE NUEVO. UN BESO!!

Reply
    Clara Tiscar 10 Junio, 2016

    ¡Gracias a ti Carlos!

    Es una idea genial, que además, imagino, que permitirá que termines de leer un libro cuando se haya caducado la opción premium, solo que viendo los anuncios. Lo malo de kindle unlimited es que cuando caduca el mes, desaparecen los libros (antes tardaban semanas en desaparecer y ahora es automático), pero en vuestro caso supongo que podrías mantenerlo a cambio de verlo con publicidad y así no tienes que dejar la lectura a medias.

    Reply
Susana 9 Junio, 2016

Hola Clara. Como escritora me parece buena idea, claro que primero miraría la difusión y el alcance de la empresa, pero de entrada me gusta y como lectora coincido contigo en que un salva pantallas aleatorio llamaría más la atención, al menos lo tendrías que ver obligatoriamente al volver a la lectura. Pero en general me gusta y espero que tu amigo tenga suerte.
Un saludo

Reply
    Clara Tiscar 10 Junio, 2016

    ¡Gracias Susana! Yo creo que Carlos está tomando buena nota de las opiniones de los lectores…

    Reply
    Clara Tiscar 10 Junio, 2016

    ¡Gracias Susana! Yo creo que Carlos está tomando buena nota de las opiniones de los lectores.

    Reply
Rafa de la Rosa 9 Junio, 2016

PUAF! Yo lo veo una idea fantástica. Es el Spotify de los libros. Cada varias canciones te meten publicidad. Pues aquí igual, cada dos o tres capítulos te cuelan publi. Creo que es una iniciativa muy buena y que con el marketing adecuado puede llegar a ser una auténtica revolución.

Además, no evita que pueda haber contenido sin publicidad. Basta con hacerse premium,igual que en Spotify.

Hablando de Spotify, quizá también podría hacerse algo así con audiolibros.

Me ha gustado MUCHO la idea y espero que vaya bien, porque puede ser una alternativa muy interesante.

Un saludo ^^

Reply
    Clara 9 Junio, 2016

    Gracias Rafa, pienso lo mismo, pero soy de spotify Premium. 🙂

    Reply
Add Your Reply

Leave a Comment: