Por qué no deberías ser escritor si no te gustan los conflictos

By Clara Tiscar | Técnicas para escribir

¿Quieres escribir novelas y no sabes cómo empezar?


Suscríbete y accede ahora  a las 7 lecciones en vídeo del curso "7 claves antes de empezar a escribir una novela".


 

Feb 08

¿Qué sería de los escritores sin los conflictos? Seguro que has leído alguna vez esto de “sin conflicto no hay historia”. ¿No? Me temo que no pasas suficiente tiempo en este blog ;D.

La razón principal por la que explicamos historias es la superación de conflictos. Siempre, y digo siempre sin excepciones, tiene que haber como mínimo un conflicto capaz de sostener toda la historia y de mantener al lector interesado hasta el final.

Para escribir buenas historias tienes que tener pasión por destripar conflictos.

Cómo asegurarte de que en tu historia hay conflicto

Este no es un problema cuando la idea que da pie a la historia es un conflicto. Pero a menudo las ideas surgen en forma de escenas, de metáforas, de imágenes que nos apetece explorar. Y la idea nos gusta tanto que necesitamos inventar algo, lo que sea, con tal de poder usar esa escena, imagen, personaje.

Lo vemos tan chulo, tan bonito, tan original que no prestamos atención al conflicto. La razón por la que explicas la historia no es poder meter a ese personaje que te ha fascinado, sino cómo supera un conflicto, uno concreto. La solución habitual es explicar la historia de lo que le ha convertido en ese ser tan fascinante, pero resulta que el lector no lo verá como alguien fascinante hasta el final, si es que le da tiempo, y sabes hacerle parecer fascinante. Todo lo que viene antes no interesa al lector. Lo que quiere el lector es ver cómo tu personaje fascinante se enfrenta a un conflicto alucinante. Y si el conflicto está bien, como el personaje ya fascina de por sí, al lector le gustará. Pero sin conflicto, no tiene sentido contar una historia.

Para asegurarte de que tienes un conflicto es tan fácil como preguntarse: ¿qué quiere el personaje y qué impide que lo consiga?

El lector tiene que conocer el conflicto

El conflicto del personaje es algo que tienes que compartir con el lector. No presentes a un personaje y nos dejes sin saber qué le pasa o lo que quiere.

Construcción de personaje

A veces el problema surge en la propia construcción del personaje porque al autor se le olvida añadirle un conflicto. Tiene pensadas un montón de escenas divertidas, eróticas, dramáticas, lo que sea, pero sin un hilo conductor entre ellas. El personaje simplemente se va enfrentando a lo que se encuentra, sin que haya una cadena de causa efecto. Hay dos tipos de finales para estas historias sin conflicto.

  • Se acaba la historia, y ya. Nos quedamos tal cuál pensando en qué nos quería contar el autor.
  • El personaje logra algo, que se supone que es lo que quería, pero de lo que el lector no tenía ni idea.

En este último caso hay un problema en la construcción porque el autor no ha sido capaz de transmitir al lector cuál era la lucha del personaje, cuál era su conflicto. A veces creemos que está claro pero no es así. Lo tenemos claro los autores, porque conocemos (o deberíamos) a los personajes como si los hubiéramos parido, pero el personaje tiene que actuar con coherencia al conflicto. El conflicto no puede ser una sorpresa al final.

El personaje tiene que resolver su conflicto, no otro.

Imagina una novela sobre una chica que se enamora de su jefe. Van y vienen, ahora sí, ahora no… Y al final lo que decide la chica es dejar su trabajo y ponerse a hacer caricaturas de los turistas en la playa, su verdadera vocación.

¿El problema? Que si el lector no tiene ni idea de cuál es su verdadera vocación y a lo que le presta atención el autor es a la historia de amor, lo que creemos estar leyendo es eso: una historia de amor. Si al final la chica deja al chico para irse a pintar a la playa, y no teníamos ni idea de que ella soñaba con pintar, o con vivir en la playa, el final nos dejará como mínimo fríos. O enfadados.

Una vez más: el conflicto que se resuelve es el que tiene el personaje, no me vengas con salidas que no tienen nada que ver.

Otro ejemplo: imagina que tu personaje lucha por conseguir el éxito como escritor, pues cuando termina la novela tiene dos opciones:

  • Lo consigue
  • No lo consigue.

Lo que no puede ser es que nos deje sin saber qué pasa con su carrera de escritor, pero habiendo encontrado el amor (el caso opuesto al anterior ejemplo). Porque eso no es lo que buscaba. Por mucho desenlace que tengas, no lo tienes para el conflicto que ha mantenido en vilo al lector.

En resumen:

  • Tiene que haber un conflicto que se sostenga durante toda la historia
  • El lector tiene que conocer cuál es el objetivo del personaje y qué conflictos tiene.
  • El conflicto que se resuelve es el que conoce el lector, el que espera ver resuelto.

Y tú, ¿ya le sacas punta a tus conflictos?

¿Quieres escribir sin bloqueos?

Suscríbete a mi lista de correo y descarga ahora GRATIS el PDF "Cómo superar el bloqueo".

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

(4) comments

Harold Cortes 15 Marzo, 2017

Interesante post. Muchas gracias por compartir su conocimiento. Soy una persona realmente apasionada a la literatura, pero más aún por los conflictos. Casi que me estrello con los conflictos a diario XD. Y es cierto, el conflicto, los problemas y dificultades generan ese bagaje de experiencias y soluciones y múltiples circunstancias que en suma son el contenido de nuestras novelas y relatos.
Por aquí un post sobre la creatividad en la escritura: LA MÚSICA DE LAS PALABRAS
https://haroldcortesblog.wordpress.com/2017/03/14/la-musica-de-las-palabras/

SALUDOS

Reply
    Clara Tiscar 21 Marzo, 2017

    Hola Harold, gracias por el aporte, le echaré un vistazo.

    Reply
Daniel 8 Febrero, 2017

Lo más interesante de crear un conflicto (en una historia, se entiende) muchas veces no es ver cómo se resuelve, sino comprobar cómo se mantiene o, incluso, se complica, ¿no crees?

Reply
    Clara Tiscar 13 Febrero, 2017

    Como escritor, sin duda. Lo más difícil no es resolver conflictos, sino mantenerlos durante toda la historia, que los personajes tengan motivación para superarlos y que no lo tengan fácil. Si lo tienen fácil pierde la gracia. ¡Gracias por tu comentario!

    Reply
Add Your Reply

Leave a Comment: