Qué te aleja de escribir mejor: los siete pecados capitales del (mal) escritor

By Clara Tiscar | Técnicas para escribir

¿Quieres escribir novelas y no sabes cómo empezar?


Suscríbete y accede ahora  a las 7 lecciones en vídeo del curso "7 claves antes de empezar a escribir una novela".


 

Nov 04
qué te aleja de ser mejor escritor

¡Es viernes! ¿Quieres escribir mejor? Pues hoy arranca el Foro de Nuevos Escritores en LLoret, si estás cerca, seguro que todavía puedes apuntarte. Encontrarás a muchos (espero) otros escritores. Todos dispuestos a aprender. Eso, sin duda, te hará mejor escritor.

¿Cómo ser mejor escritor?

Es una pregunta recurrente: ¿Cómo ser mejor escritor? Seguro que este fin de semana sale en muchos temas de conversación en el Foro de Nuevos Escritores. Si no puedes ir seguro que te lo cuento (contamos) a través de Twitter, sigue el hashtag #FNEscritores.

Hay muchas cosas que te alejan de ser buen (o mejor) escritor, la mayoría de ellas tienen que ver con tu actitud, no con tu aptitud.

Estos son los siete comportamientos que me parecen más comunes y que te alejan de ser mejor escritor. Y sí, son de sentido común, pero ya sabes lo que dicen…

7 comportamientos que te impiden escribir mejor

Las tres primeras, cómo no, tienen que ver con el ego del escritor, con su autoestima. Son una lucha contra la inseguridad.

1

Escribir sólo para ti

No permitir que nadie te lea es algo que hemos hecho todos. Pero algún día tienes que dar el paso.

Si quieres ser escritor, necesitarás lectores. Está bien escribir para ti, como ejercicio íntimo, pero para ser escritor debes escribir para otros. No entro en si debes escribir o no pensando que te van a leer, pero debes permitir que te lean. Necesitas conocer la opinión de tus lectores.

2

No aceptar consejos o críticas

¿A cuántos escritores conoces a quién no se les puede decir nada de sus obras?

Yo a unos cuantos. Los hay que ni te preguntan. Y los hay que aunque lo hagan no aceptan tus criticas o tus consejos. Da igual quien seas. Eres un lector y tiene algo que decir de su libro. ¿Qué clase de escritor no tiene interés en saber qué piensan sus lectores? Desde mi punto de vista un escritor con problemas de inseguridad.

El escritor debe esperar comentarios, observar reacciones, igual que tu madre, o tu marido, cuando ponen la comida en la mesa y espera a que la prueben todos para saber si le ha quedado bien. Porque escribes para tus lectores y tienes que escribir a su gusto. No al de todos, también debes aprender quién es tu público, no siempre tienes que tomarte las críticas de forma negativa, pero tienes que aprender de ellas.

No te tomes mal las críticas, aprende de ellas

Click to Tweet

Como escritor debes animar a todos tus lectores a que te den su opinión. Es imprescindible que transformes las críticas en aprendizaje.

Sí, para ser mejor escritor debes estar siempre dispuesto a aprender.

Hay quien se cree mejor que el crítico y no escucha su opinión. Esto no es una batalla de egos, casi todas las opiniones (bienintencionadas, por supuesto) son buenas.

Los malos escritores, cuando reciben críticas, dicen “es mi estilo”, y con eso se protegen para convencerse de que no tienen nada más que aprender. Como si el estilo no se pudiera mejorar. 😀

3

Ser demasiado crítico

Otra forma de demostrar la inseguridad es ser demasiado crítico. Escuchar a todas las críticas, incluso a las que se contradicen entre ellas, releer mil veces y no darte nunca por satisfecho…

La excusa para muchos de los que guardan sus obras en un cajón es que son demasiado críticos. Ojo, no estoy diciendo que te lances a publicar todo lo que escribes, pero sí que lo dejes leer a otras personas y aceptes sus comentarios. Cuidado con la madre presidenta del club de fans. Busca opiniones solventes y objetivas.

4

No leer

Este es uno de los siete pecados capitales del escritor. No leer. Podría escribir miles de palabras sobre cómo te ayuda la lectura a ser mejor escritor, igual un día lo hago. Ya amenacé con hacerlo, aquí, y todavía no lo he hecho.

Leer es un entrenamiento básico para el autor.

Es como si un futbolista no hiciera abdominales porque juega con sus piernas.

O si un motorista no fuera al gimnasio a hacer musculación porque él entrena sólo en el circuito.

Un escritor que no lee…

Me callo. Pero repito y te lo dejo listo para tuitear 😀

La lectura forma parte del proceso de escritura. Igual que dedicas un tiempo a escribir, dedica un tiempo a leer.

Click to Tweet

En serio. Hazlo. Media hora al día, por lo menos. Lee a los grandes y a los autores independientes, a tu competencia, a los que venden y a los que empiezan. Lee, por lo que más quieras, lee.

5

No escribir suficiente

Pues eso. Escribir es práctica.

Sí, son ideas e inspiración (pero no tanto). Para mejorar solo tienes que practicar. A unos les resultará más fácil que a otros, pero practicando puedes llegar a hacer lo que te propongas. O casi. Dicen que para ser experto en algo tienes que practicar 10.000 horas. Gabriella Campbell te lo cuenta súper bien en su blog. Y, de hecho, hay muchas profesiones o actividades que requieren que practiques una cantidad determinada de horas antes de darte el título: los yoguis o los pilotos son un ejemplo. ¿Para cuándo un cuaderno de horas de escritor?

No, en serio. Para escribir hay que escribir. Es obvio y parece que me haya equivocado en la frase pero no. Para escribir tienes que sentarte delante del ordenador y hacerlo. O con un boli y un papel. Hazlo. Y para mejorar tienes que escribir mucho. Más.

Y dejar que te lean, escuchar y aprender de las criticas. No hay más. Como dirían las pijas modernas esto es un must. Como diría mi madre esto es un sí o sí. Y ya.

6

No aceptar que escribir es una técnica

Escribir es un arte. Los artistas no nos atamos a nada. Vale.

¿Ya? ¿Y desde cuando el arte está reñido con la técnica?

Sólo dominando las técnicas puedes convertirlas en arte.

Es mi opinión, pero queda genial como frase de Twitter, verdad?

Sólo dominando la técnica puedes convertirla en arte.

Click to Tweet

Mejor así. Compártela si estás de acuerdo.

Escribir es una técnica; muchas, de hecho. Algunas tan básicas como juntar letras y formar palabras. O teclear. Todo son técnicas.

La ficción tiene sus mecanismos, y debes conocerlos para poder ponerlos en práctica. Está bien dejarse llevar por el instinto. De hecho es muy recomendable. Pero una vez hecho esto, saca tu parte analítica y vuelve a leer lo que has escrito.

7

Depender de la inspiración

Si luchar para encontrar tiempo es un problema, mejor que no hablemos de inspiración. Porque suelen ir juntos de la mano. Cuando tienes tiempo para escribir no estás inspirado.

Ja.

Repasa el punto anterior. Escribir es una técnica. Se mejora entrenando. La creatividad es un músculo. Forma parte de esa técnica.

Planifica, estructura, dedica un tiempo a ser creativo. Incluye todas estas cosas en tu rutina y crea un hábito de escritura.

Y escribe, querido. Que como ya dijo Machado en su día, se hace camino al andar.

A escribir, se aprende y se mejora, escribiendo, leyendo y con buena disposición para aprender.

Y tú, ¿qué crees que nos aleja de ser mejores escritores?

¿Quieres escribir sin bloqueos?

Suscríbete a mi lista de correo y descarga ahora GRATIS el PDF "Cómo superar el bloqueo".

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

(8) comments

val 15 Diciembre, 2016

Más claro imposible y tan real. Gracias por el clan. besitos

Reply
David 9 Diciembre, 2016

Gracias por tus consejos y guías Clara. Muy buenos. La verdad tengo varias cosas escritas y sólo una de ellas (un microrrelato) a sido publicado hasta el momento. Lo demás para usar una analogía se está terminando de cocinar, para lo cual estoy siguiendo algunas de las cosas que tu dices aquí. Muchas gracias por tus palabras.
Saludos.
David.

Reply
    Clara Tiscar 9 Diciembre, 2016

    Sin duda la escritura es algo que se cocina a fuego lento. Quien te diga lo contrario… no lo está haciendo bien. Aunque escribas rápido, necesitas tiempo para revisar y es imprescindible hacerlo pasados meses para “olvidar” lo escrito y leerlo como si fuera la primera vez.

    Reply
Manuel Zorrilla García 4 Noviembre, 2016

Buenas, de nuevo, Clara.
Así que amenazas con secuestrarnos si no te dejamos un comentario…Solo por ser tú me someteré…(Què bon xic que soc quan vull…!)
1º) He leído aquí, en el blog de Campbell y algún otro sobre la importancia de escribir “taitantas mil” palabras al día; o he escuchado a escritores consagrados decir que “no pueden dejar de escribir ni un solo día”…No soy escritor pero tengo un par de proyectos en mente que tan pronto como me sea posible, los llevaré a término, (como buenamente pueda, ¿qué esperas que diga?), pero es que primero me tengo que documentar: o una cosa o la otra…A ver, yo solo soy un aficionado, pero pienso, o mi método es, primero resolver una trama, encontrar el mejor modo de explicarla y finalmente ensamblarla en el “crisol” como a mí me gustaría leerla; para mí (repito, soy aficionado, no sé bien de qué va esto), para mí es más importante la calidad que la cantidad: que se me entienda bien y que disfrute quien me brinde un pedacito de su tiempo vital. (Lo que no evita que esté equivocado).
2). NO LEER: aquí tengo un cuñado que tiene un primo que ha hecho un curso de escritura creativa con una afamada escritora, uruguaya…La novela es inaguantable desde el primer párrafo. Y no por incompetencia de la profersora, que es una mujer envidiable se la mire como se la mire, Carmen Posadas…Pero es que este chico, apenas ha abierto un libro en su vida y no basta con decir aquello de “quiero ser artista” de la Velasco, o decir soy escritor porque me han publicado un libro…¿Fue Borges quien dijo aquello de “es más importante lo que he leído que lo que he escrito”, ¡Qué verdad…! Si no quieres leer, no sabrás escribir nunca, y punto final.

3º). NO ACEPTAR QUE ESCRIBIR ES UNA TÉCNICA: Hasta Lorca tuvo que aceptar y aprender los recovecos de la técnica y ahí tienen los resultados…Fascinantes…¡Y lo reconoce alguien que tiene su propia forma de ver y hacer las cosas! Las cosas tienes que contarlas de forma ordenada, si no…¿Cómo esperas que te entiendan…?

4). DEPENDER DE LA INSPIRACIÓN: una vez escuché decir al gran Josep Carreras: “¡Que la inspiración te encuentre trabajando!” ¿Y la familia, y los amigos…y lo demás…? Yo lo llamo indistintamente inspiración o concentración absoluta.
Otra vez escuché a un escritor/director/guionista de cine decir que “no tomaba notas porque (Creo que fue al maestro Fernán Gómez), si después no te acuerdas, es que no es importante y te encuentras con has desarrollado una forma distinta de ensamblar tu historia y te encuentras que no entiendes lo anotado o simplemente, ya no te sirve”. Cada maestro tiene su método. A él todos sabemos cómo le fue con el suyo.

5). NO ACEPTAR CRÍTICAS: Siempre se puede (y se debe) mejorar; como también hay críticas y críticas; sabios/as y pisacharcos. ¿Qué le vamos ha hacer…? ¿O es que “temes que la verdad te baje los humos…”?

¡Hala, ya te he dado bastante la chapa, ahora cumple tu parte del trato y déjame volar libre cual hoja al cobijo del capricho del viento…! (Que podría haberme extendido más, si lo ordenas, ¿eh…?

Reply
    Clara Tiscar 14 Noviembre, 2016

    ¡Cómo te enrollas Manuel! (segur que ets un bon xic, no en tinc cap dubte!) Me encantan estos comentarios largos y bien argumentados. Cuando te documentas también escribes, quizás no físicamente pero sin duda forma parte del proceso de escritura. Yo, cuando tengo mucho mono de escribir suelo llevar dos proyectos a la vez, uno en fase de documentación y planificación (EL PROYECTO) y novelitas o cosas menos ambiciosas. Aunque llevando un par de blogs nunca me quedo sin escribir. Pero lo bueno, lo que mola de verdad, es escribir por placer. Sin más.
    En el resto amén a todo.

    Reply
Memo Valera 4 Noviembre, 2016

Hola.
Total y absolutamente de acuerdo contigo, más de una vez he cometido esos errores, aunque trato de superarlos día a día, con menor o mayor éxito.
Saludos.

Reply
    Clara Tiscar 4 Noviembre, 2016

    Yo también, Memo. Excepto no leer. Eso sí que no puedo dejarlo.

    Reply
Add Your Reply

Leave a Comment: