Los personajes deben ser fieles a sus principios

By Clara Tiscar | Técnicas para escribir

¿Quieres escribir novelas y no sabes cómo empezar?


Suscríbete y accede ahora  a las 7 lecciones en vídeo del curso "7 claves antes de empezar a escribir una novela".


 

Sep 01
los mandamientos del personaje

Cuando diseñas un personaje, ya sea un protagonista o héroe o su mayor enemigo tiene que ser fiel a sus tres principios durante todo el guión. Si cambian alguno de estos tres principios que sea por razones del guión y que el público vea y entienda. Si no, se enfadarán (con razón) y el personaje dejará de funcionar.

Los principios del personaje tienen que quedar claros desde el inicio y no pueden ser cambiados. Como decía, si los cambias sin justificación o explicación el personaje, y probablemente todo el guión, deje de funcionar.

Los personajes y sus tres principios

Qué quiere y qué necesita para conseguirlo

El primero de ellos es qué quiere el personaje. Da igual si es el bueno o el malo. Superman quería salvar el mundo, hacer el bien por encima de todo. Gargamel quiere atrapar a los pitufos.  Drácula quería ampliar su secta vampírica. Supermán necesita su capa, Drácula necesita sangre y oscuridad.

Con qué cuenta el personaje

En el caso de un súper héroe estamos hablando de sus superpoderes: Supermán, tiene visión de rayos X, una fuerza sobrehumana y puede volar. Puede volar siempre y cuando lleve el traje puesto, no vamos a ver nunca a supermán volar sin su traje. Drácula tiene el poder de alimentarse de sangre simplemente o convertir a quien quiera si le succiona toda la sangre (iba así, ¿no?)

En caso de enemigos del protagonista, ¿cuáles son sus recursos? ¿Y los del protagonista?

los mandamientos del personaje

Qué debilidades tiene 

En el caso de Supermán la criptonita. En el caso de Gargamel que es  un incompetente. Drácula no soporta la luz del sol, no puede ver las cruces y el ajo o la plata le matan.

Tienes que responder estas tres cosas de todos y cada uno de tus personajes. Ten en cuenta que el mundo o universo donde se desarrolla la historia también presentará una serie de características que no se pueden cambiar a lo largo del guión a no ser que esté justificado. Si debajo del agua los personajes no pueden respirar, a media peli no van a empezar a hacerlo. Si eso pasa que sea porque han descubierto una máscara que filtra el agua y deja pasar únicamente al oxígeno.

Da igual si estos principios son muy básicos o muy complejos. Tienes que tener claro que todas las características y debilidades de tu personaje tienen que ser las mismas durante toda la película. Los personajes crecen, evolucionan y cambian, si eso pasa, que en el caso del protagonista es totalmente recomendable, que sea a ojos del público. Generalmente de eso tratan los guiones, de cómo se ha producido un cambio.

No obstante, hay una serie de características que no vamos a poder cambiar: si un personaje no vuela no va a empezar a hacerlo y si no es una peli de súper héroes o de ciencia ficción no vamos a entender que un personaje vuele. Drácula no va a empezar a alimentarse de zumo de tomate, ni Gargamel va a hacerse amigo de los pitufos, no por mucho tiempo, por lo menos. Hay que mantenerse fiel a estos principios que estableces al inicio del guión y que el público acepta sin problemas. Pero no juegues con el público haciendo que el personaje vaya adquiriendo nuevas características a medida que las necesita. Ahí es cuando el público se siente estafado y no se cree la historia que le estás contando.

¿Quieres escribir sin bloqueos?

Suscríbete a mi lista de correo y descarga ahora GRATIS el PDF "Cómo superar el bloqueo".

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

Leave a Comment: