Guía para hacer chistes cortos o one liners

 ¿Recuerdas cuando hace unos días te conté lo que es un one liner? Si quieres hacer humor tienes que dominar esta técnica. Para mi gusto los más efectivos son los One Liners o chistes de una frase, son tan directos y tan breves que su aparente sencillez hace que sean mucho más divertidos.

Ya sabes cómo se estructuran este tipo de chistes:

Set up + punch line

(La “gracia” tiene que estar lo más al final posible, si puedes que sea la última palabra)

Una vez conoces la estructura necesitarás conocer algunas fórmulas para escribir este tipo de chistes, que suelen incluir un factor sorpresa. Para sorprender al público puedes usar las siguientes técnicas:

Herramientas para hacer chistes

herramientas para chistes© Philip Swinburn

Humor Verbal

Muchas veces no nos reímos del sentido de las palabras (lo que significan) sino de juegos verbales que llevan a engaños, mal interpretaciones, o que cambian el sentido de lo que decía el set up.

Recuerda que con el **Set Up estableces un patrón**, das una información al público para que se sitúe. Con el **punch line la lías**, directamente.

Si haces humor verbal en el **punch line** puedes usar:

  • Dobles sentidos

Las clásicas palabras que tienen un doble sentido conocido por todos y que harán dudar sobre lo que quieres decir, aunque siempre tiramos a ser mal pensados. En este caso, piensa mal y acertarás.

  • Doble sentido engañoso

Úsalo cuando el público crea que les vas a dar una palabra con un doble sentido o con un revés y les das  justo lo que cabría esperar.

Usa palabras que parecen una cosa pero que son otra, puedes usar palabras que suenen muy parecido o que suenen igual pero escritas sean diferentes.

Resumiendo, el humor verbal juega con la ambigüedad de las palabras en cuanto a sonido o significado, pero suelen ser considerados “chistes malos”.

Más allá del humor verbal y los juegos de palabras, que no siempre caen bien, puedes hacer chistes con los siguientes patrones:

Clasificación chistosa

Revés o Misdirection

Casi diría que es la técnica básica sobre la que se construyen muchos chistes. Es el factor sorpresa el que hace que nos riamos.

Para hacer un chiste con revés tienes que abrir con unas expectativas y cerrar con lo contrario de lo que el público espera.

Para que este, y muchos otros tipos de chiste funcionen, es imprescindible que el referente sea compartido. Que lo que presentas en el set up sea una verdad que el público reconoce y acepta.

Estereotipos

Parece que vas a explicar un chiste típico, el Set up que predispone a escuchar un estereotipo pero el punch lo rompe.

Puedes hacerlo de dos formas:

  • mediante el revés; es decir, usando lo contrario a lo que se espera (puede ser una mentira que no tiene nada que ver con el estereotipo en cuestión)
  • puedes jugar con las verdades no descubiertas. Encuentra algo que encaje con el estereotipo del que hablas, conocido por todo el mundo, de lo que todos se hayan dado cuenta pero no le hayan prestado atención. Dicho de otra forma, añade un estereotipo al estereotipo. Para que funcione tiene que ser real y novedoso.

Observaciones

¿Os habéis dado cuenta de…?

Set up expone algo que todos conocemos para sorprendernos en el punch con algo que reconocemos, pero a lo que no se da importancia, o el espectador piensa que sólo le pasa a él, se reconoce en la actitud del cómico.

Aquí se unen el factor reconocimiento con el factor sorpresa.  Estudia situaciones que sean fácilmente reconocibles y busca lo absurdo o lo común en todas ellas.

Problemas cotidianos

Similar al caso anterior pero sin formular la pregunta. En el Set Up expones una situación cotidiana, con la que nos podamos identificar todos,  y en punch line te ríes de la de lo absurdo o lo estúpido de la situación.

Cuanto más familiar resulte la situación y menos sobado esté el descubrimiento de la idiotez, más divertido será.  Ojito, que también te puede pasar que tú hagas algo y que des por hecho que todo el mundo lo hace y te quedes riéndote solo. Si lo que dices no es compartido por todos, y no es gracioso, no se reirán. Si no es compartido pero lo dices con gracia y sabes reírte de ti mismo, funcionará. Usa el factor sorpresa, donde todos hacen algo, tú haces lo contrario.

Tendrás que probar tus chistes para ver si funcionan y preguntar a la gente si las situaciones que usas son fácilmente reconocibles, si comparten la premisa contigo.

cómo hacer chistes

Nuestros miedos

Los terrores son ideales para hacer chistes. Se trata de exponer tranquilamente algo que de miedo y romperlo con el terror personificado:

>Quiero morir tranquilo, no gritando en el asiento del copiloto.

Con los miedos puedes hacer chistes de factor sorpresa, de revés o de grandes verdades por todos conocidas pero nunca dichas en voz alta.

Surrealista

Exposición o pregunta. Respuesta surrealista.  El surrealismo me parece muy complicado de hacer y de explicar. Complicado también que entre bien a todo el mundo. Diría que es casi un género aparte.

La regla del tres

La regla de tres es definitiva: es la joya de la corona, un clásico entre los clásicos, una bala entre ceja y ceja.

La regla de tres juega con el factor sorpresa. Expones algo en formato de enumeración o lista de tres elementos, que funcionan de la siguiente manera:

  • El primero informa
  • El segundo crea tendencia
  • El tercero la rompe.

Está el goloso: café con leche condensada.

El desgraciado: café descafeinado con leche descremada.

Y el último: café con cianuro.

Lo quieres en formato One liner?

¿Qué leche te pongo con el café? ¿Soja, almendra, cianuro?

fórmulas para hacer chistes© gratisography

Contraposición y paralelismo

Se trata de usar conceptos alejados que se presentan de forma similar.

Concretamente, la contraposición consiste en usar una fórmula conocida para decir lo contrario. Puedes usar en la fórmula  “lo contrario a/de… es…”

Fíjate en este chiste de Álvaro Carmona

Lo contrario a mujer blanca soltera busca es hombre negro casado tiene.

El paralelismo funciona de modo similar ya que usa la estructura de una frase conocida, o que da a conocer, y la transforma como antes pero sin necesidad de buscar justo lo contrario.

Este tipo de chistes dan un poco más que pensar y se suelen percibir como más elaborados.

Exageración

Este es fácil, explicamos una realidad para después deformarla y exagerarla. En este tipo de chistes el acting también colabora y suele ser más exagerado, obviamente.

Hay más tipos de chistes, seguro que en cuanto le de al botón de publicar empiezan a venirme a la cabeza, si se te ocurre alguno, déjame un comentario y entre todos hacemos crecer la lista. Si no se te ocurren fórmulas pero quieres dejarme chistes para poner en los ejemplos también son bienvenidos. ¡Iré actualizando la lista!


Click Here to Leave a Comment Below

Los 8 arquetipos cómicos | Novelas y guiones - 15 Febrero, 2017

[…] Hay muchos tipos de humor y muchos tipos de textos que pueden contenerlo. Ya te he contado cómo hacer chistes cortos o one liners. Pero, ¿cómo escribir un texto sin chistes pero que sea […]

Reply
Diego Jara - 30 Diciembre, 2016

No entendí bien de la regla del 3 🙁 ¿Podrías ser un poco más especifica por favor?

Reply
    Clara Tiscar - 31 Diciembre, 2016

    Hola Diego, pues la regla del tres funciona de modo que parece que vayas a hacer una lista, pero sorprendes en el tercer elemento.
    Dices tres cosas sobre algo, las dos primeras normales o lógicas y la tercera rompe ese patrón, es ilógica o sorprendente, o fuera de contexto… Con la regla del tres lo que haces es conseguir que la gente se espere algo y darles otra cosa. Funciona solo con tres elementos, no lo hagas con cuatro o cinco.

    Por ejemplo: Me gusta algo porque: razón 1 (lógica, normal, la gente la comprende), razón 2 (lo mismo que la primera), razón 3 (algo ilógico, fuera de tono, sorprendente…)

    Es uno de los tipos de humor más usados, ya verás, fíjate.

    Reply
Leave a Reply: