Escribir con brújula, con mapa o sin nada

By Clara Tiscar | Técnicas para escribir

¿Quieres escribir novelas y no sabes cómo empezar?


Suscríbete y accede ahora  a las 7 lecciones en vídeo del curso "7 claves antes de empezar a escribir tu novela".


 

Mar 23

Dicen que hay dos tipos de escritores, en función de cómo afrontan el proceso de escritura o de creación literaria. Son los escritores de brújula y los de mapa, aunque bajo mi punto de vista tienen más en común de lo que reconocen y añadiría a un tercer tipo de escritor, el de antena.

escribir con brújula o con mapa

¿Qué es un escritor de brújula?

Se suele llamar así a los escritores que se sientan a escribir sin tener notas previas.
En las definiciones que puedes leer por ahí dicen que son escritores que parten de una noción o una idea y se dejan llevar por la historia para escribir.

¿Qué es un escritor de mapa?

El escritor de mapa escribe sus libros a partir de una serie de notas previas, más o menos detalladas. Estas notas son  la planificación: esquemas, estructura, creación de personajes, etc.
El problema que yo veo en esta clasificación es que me da la sensación de que son dos extremos de una misma cosa, que en mayor o menor medida todos estos escritores planifican su trabajo, aunque lo hagan de forma mental, inconsciente o  son capaces de narrar una historia directamente bien estructurada.

Escritores de mapa y brújula tienen algo en común

¿Para qué sirve una brújula? Para guiarnos. Nos marca el Norte y gracias a eso podemos ubicar nuestra posición.

Pero ¿para qué la queremos si no tenemos un punto de referencia al que ir? Un escritor de brújula lo es porque tiene un punto de referencia, sabe a dónde va y sabe dónde está. De poco te servirá la brújula si no tienes ni idea de hacia dónde vas.

Brújula y mapa son dos recursos que tenemos a nuestro alcance a la hora de realizar el viaje del escritor.
Con la brújula puedes orientarte y, si conoces la posición de tu destino, podrás encontrarlo fácilmente (siempre y cuando sepas cómo funciona una brújula, que vendría a significar que tienes que tener conocimientos narrativos, si has leído mucho probablemente los tienes).

La brújula te indica dónde estás en cada momento (si no sabes dónde vas te será útil para que te rescaten). Pero el mapa es mucho más fácil de seguir ya que no solo te indica dónde estás sino por dónde tienes que pasar para llegar a tu destino. Además, te permite ver el recorrido de forma panorámica de manera que podrás hacerte una idea del tipo de viaje que te espera. Puedes prepararlo con anticipación y mucha más precisión.

Así qué, ¿son realmente tan opuestos los escritores de brújula y los de mapa?
Los escritores de mapa o de brújula saben a dónde van. Si los de brújula no lo saben, ¿para qué la llevan?

Creo que muchos de los que se definen como escritores de brújula son en realidad escritores antena.

Lo opuesto a la planificación, por poca que sea, es viajar a la aventura, sin nada. Sin mapa ni GPS, sin brújula que nos indique nuestra posición o la del destino. Lo que viene siendo nada de nada. Te sueltan en medio de ninguna parte y búscate la vida, repito, sin nada.el escritor antena

El escritor antena

Hay otro tipo de escritores que se limitan a trabajar por inspiración, nunca saben lo que van a escribir porque la historia les va llegando poco a poco. La descubren a medida que la escriben, (cuando no se quedan bloqueados, claro)
Este tipo de escritores funciona como una especie de canal de transmisión, se limitan a ser narradores de historias que no inventan sino que descubren, que ya existen tal cual. No se sienten responsables más allá de ser meros transmisores, su tarea es escribir la historia, no explicarla. Dicen que la historia es la que es y ellos no quieren modificarla. Puede parecerte un matiz sin importancia, pero explicar la historia implica pensar cómo la contamos para que se entienda lo mejor posible o para generar expectación.
Podría llamarles escritores kamikaze pero prefiero llamarles escritores antena, puesto que son el elemento receptor de la historia y se limitan a emitirla tal como la reciben.

¿Y tú, eres de brújula, de mapa o de antena?

Apúntate a mi lista de correo



¿Quieres escribir sin bloqueos?

Suscríbete a mi lista de correo y descarga ahora GRATIS el PDF "Cómo superar el bloqueo".

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

(10) comments

[…] soy una autora más de brújula que de mapa, creo. Así que escribo mejor cuando me sumerjo en la historia y dejo que salga lo que quiera que […]

Reply

[…] Hoy quiero hablar de una estructura de ficción muy habitual: El viaje del héroe. Esta estructura se puede observar en infinidad de libros y películas, mucho más de lo que imaginamos o de lo que son conscientes algunos escritores de brújula o de antena. […]

Reply
Jaus 23 Mayo, 2016

Hola, Clara!
Pues yo pensaba que era de brújula, aunque creo que soy totalmente de antena. Casi siempre, comienzo a escribir porque se me ocurre algo, si no lo termino rápido, suelo bloquearme… hace un tiempo que empiezo a utilizar las escaletas —las más básicas que te puedas imaginar—, porque odio bloquearme y dejar las cosas a medias.
Hasta hace poco estaba convencido de que era esa la única forma de escribir, esperar a que llegara la inspiración y cuando llegaba, ponerse como un loco, pero bueno, veo que hay otras formas, aunque me gusten menos o me resulten menos cómodas.
Al final, aunque uno sea de antena, puede acabar siendo de mapa solo tienes que acostumbrar la cabeza a trabajar de cierta forma.
Excelente artículo, un abrazo!

Reply
    Clara Tiscar 23 Mayo, 2016

    ¡Claro! Solo se trata de aprender a orientar la antena de manera que sea mucho más receptiva. Y a partir de ahí, crear un mapa. Yo, aunque tecleo muy rápido, no puedo hacerlo al ritmo que me vienen las imágenes a la cabeza, por lo que prefiero fantasear con ellas, anotar esquemáticamente de qué va la cosa y seguir descubriendo. Lo mejor de todo es que para hacer eso no necesitas estar delante del ordenador y escribir y lo puedes hacer en todas partes. Cuando conoces la historia es cuando ya estás preparado para escribirla. Aunque te puedes bloquear, es más fácil salir del bloqueo porque conoces más detalles y tienes un mapa. Así disfrutas el doble, primero creando/descubriendo una historia, y después escribiéndola. ¡Gracias por leerme!

    Reply
Nuria Muro 23 Mayo, 2016

Escritora de brújula. La novela que he publicado la escribí durante el #NaNoWriMo, tenía una idea de cómo eran los personajes y por qué derroteros iba a ir la historia, pero conforme me ponía a escribir cada día me salían intrahistorias y giros que no tenía previstos.

Al acabar las 1.667 palabras del reto diario anotaba a continuación, a modo de lista, las escenas para el siguiente día, y así los todos días.

Para la próxima intentaré hacerme un mapa, pero siempre con la libertad de saltármelo si lo veo necesario xD

Reply
    Clara Tiscar 23 Mayo, 2016

    ¡Hola Nuria! Qué bien leerte por aquí. Me atrae mucho la idea del NaNoWriMo, creo que este año voy a participar ;D, ¡acepto consejos!
    Es curioso porque yo también soy escritora de brújula (o incluso de antena), pero he descubierto que disfruto más el proceso si me hago un mapa. A pesar de ello, siempre salen cosas nuevas que quieres explorar, pero digamos que el gran descubrimiento de la historia lo hago durante la fase previa a la escritura en sí, visualizándolo, que es como más libertad siento. Después anoto, filtro, ordeno y me pongo a escribir. Y sí, los mapas son guías que no deberían ser demasiado rígidas. Como cuando el GPS dice aquello de “recalculando ruta” pues el mapa sirve para eso, para poder recalcular la ruta más fácil.

    Reply
      Nuria Muro 26 Mayo, 2016

      Yo recomiendo el NaNoWriMo para saber qué tipo de escritor/a eres y cuál es tu estilo “en bruto”. Para escribir 1667 palabras al día necesitas quitarte filtros y prejuicios y escribir lo que te salga. El reto genera ansiedad pero también mucha satisfacción cuando te salen cosas que ni sospechabas que estaban ahí. ¡Sientes la magia!

      Reply
thecuentista 29 Abril, 2016

Antena. Y es probable que este equivocada. Seguro que lo estoy. Pero lo adimito, secretamente pienso que no hay otra manera. Que todo lo demas son caminos, muletas, trucos, ayudas… para llevarnos a la historia. O mas bien para que la historia, una vez que haya venido a nosotros, pueda contarse a traves nuestra. Elizabeth Gilbert lo llama big magic. A mi me gusta mucho la metafora de King, de la historia como un fosil, y el escritor como el palentologo que lo descubre y lo va sacando de la tierra poco a poco, deduciendo pero sin saber de seguro que es lo que se va a encontrar al final.

Reply
    Clara Tiscar 29 Abril, 2016

    ¡Eso es! Yo también siento que las historias vienen a mí, y que las descubro poco a poco, solo que en lugar de escribirlo a medida que lo descubro, lo anoto en fichas para que después yo sea la que cuenta la historia. En mi caso, que soy caótica y desordenada, las ideas no vienen en forma cronológica, ni lógica a secas, así que lo mejor es esperar a tenerlo todo para después estudiar qué piezas tengo y ver cómo doy forma al puzzle. Mi modo de verlo es que no tiene sentido empezar a escribir algo que no sé donde me llevará, ya lo he hecho muchas veces y casi siempre me he perdido. Ahora antes de decidir que “eso” va a ser una novela, o un guión, espero a tener toda la historia para ver si sigue pareciéndome interesante y, por qué no, para ver si tiene público y la veo un poco comercial. Mucho, no que una es rarita para todo, pero por lo menos averiguo si yo consumiría esa historia o no. Estoy súper a favor de la antena, pero antes de escribir necesito trazar el mapa.

    Reply

[…] Da igual qué sistema uses para escribir, los personajes, al cabo de unas páginas, cuando ya has jugado con ellos un poco, empiezan a tomar vida propia y guían a los escritores. No importa el tipo de escritor que seas. […]

Reply
Add Your Reply

Leave a Comment: