Errores en los diálogos 1: Los diálogos repetitivos

By Clara Tiscar | Técnicas para escribir

¿Quieres escribir novelas y no sabes cómo empezar?


Suscríbete y accede ahora  a las 7 lecciones en vídeo del curso "7 claves antes de empezar a escribir tu novela".


 

Feb 03
diálogos que se repiten

No me gusta perder el tiempo, cuando hablo con alguien me agobia si es de los que me recuerda la misma cosa veinte veces o me la dice de forma diferente por si la primera vez no le he entendido. Algo parecido me pasa con los libros en los que los diálogos son repetitivos.

Hace años, después de estudiar guion de cine, hice un curso de varios meses de especialización en diálogos para largometraje. Posteriormente me formé como guionista de televisión y, aunque no me he hecho ningún curso especializado, siempre se toca el tema de los diálogos. Hay ciertas diferencias entre los diálogos que puedes escribir para un guion de cine o para una serie de la tele, por lo menos en la tele que se hacía hace unos años, cuando la ficción no era el nuevo cine.

En la tele los diálogos tienden a ser más repetitivos que en el cine ya que el espectador no siempre está prestando toda su atención a la pantalla. No es lo mismo estar en la sala a oscuras que en el comedor de tu casa, con un teléfono en la mano, con los niños jugando a tu lado y con pausas publicitarias. Además puedes acabar de cambiar de canal y no saber qué ha pasado antes. Todas estas particularidades del que ve la tele se tienen en cuenta a la hora de escribir los diálogos, por lo menos en la ficción que se consume via tele tradicional, que cada vez es menos.

Si tuviera que comparar los diálogos en literatura con los de la pantalla elegiría sin duda los del cine, cuya principal diferencia con la tele es que no son repetitivos.

¿Qué es un diálogo repetitivo?

Son aquellos diálogos que ofrecen una información que la lectora ya tiene. En el cine es mucho más evidente: si ves que un personaje hace algo, no hace falta que él diga en voz alta lo que está haciendo. Si tiene que hablar que aproveche para decir algo más importante. ¿Que no lo haríamos en la vida real? Vale. Pero esto no es la vida real. Hablaré sobre diálogos literales en otro artículo.

Antes de hacer que un personaje diga algo piensa si el lector ya lo sabe. Si el lector ya conoce esa información no tiene sentido que el personaje la cuente de nuevo.

Es totalmente comprensible que cuando a un personaje le pasa algo necesite compartir su experiencia con sus amigos, su médico, un policía o quien sea. Es lo que nos pasa a los humanos y lo que buscamos los escritores a la hora de escribir personajes es que parezcan humanos,  que la historia pase por lo más natural y lo más real posible.

Para evitar que una historia resulte artificial tenemos que mantener al lector interesado todo el rato, que no se salga de la historia, como suele decirse.

Repetir información a través de los diálogos es una forma perfecta de conseguir que alguien deje de escucharte (o de leerte). Igual que hacemos cuando alguien se pone pesadito (a mi madre le corto el rollo y con mi suegra finjo que la escucho, pero desconecto), como lectoras también nos agobiamos cuando tenemos que leer una información que ya conocíamos.

Un ejemplo de diálogo repetitivo

  • El personaje ha tenido un accidente de coche y tiene que ir a la policía a denunciarlo, como lectoras hemos vivido el accidente junto al personaje, sabemos lo que ha pasado y no tiene ningún tipo de trascendencia ver (leer) cómo va a comisaría y presta declaración de los hechos. ¿Queremos volver a leer el accidente o queremos pasar a la siguiente escena? Fácilmente puedes decir en dos líneas que el personaje presta declaración en comisaría. No hace falta nada más. Dependiendo de la escena no necesitamos ni siquiera verla.
  • Una chica ha tenido una cita con el amor de su vida y ha ido genial, o no. Luego llega a casa y llama o queda con su mejor amiga para contárselo. Como lectores no queremos ver el diálogo que va tener con su mejor amiga que no es otra cosa que una repetición de lo que ya conocemos.

diálogos que se repiten

Excepciones para el diálogo repetitivo

Permito que me repitan en forma de diálogo algo que ya he visto en otra escena si me aporta algo realmente nuevo.

Si, por ejemplo vemos una escena en la que un hombre y una mujer discuten y lo vemos desde el punto de vista neutro del narrador y después vemos a ambos personajes hablar del tema con sus respectivos amigos. Únicamente si el punto de vista de los dos difiere mucho de lo que ya hemos visto “en directo” me gustaría leer esos diálogos. En este caso no sería un diálogo repetitivo sino que tendríamos tres versiones de la historia.

Aquí si que compro el diálogo repetitivo. Si no, no.

A veces las escritoras nos enamoramos de nuestros personajes secundarios y les vemos metiendo baza y soltando comentarios súper graciosos y creemos que tenemos la obligación de que el personaje le cuente la historia para que el secundario pueda meter sus chistes o sus reflexiones profundas sobre la vida. Puede ser bueno y funcionar perfectamente, pero entonces lo que tienes que hacer como escritora es ahorrar al lector la primera escena, que la descubra a la vez que lo hace el amigo, el policía, el doctor, quien sea. Sólo si lo leemos por primera vez podremos apreciar la ironía del personaje secundario, sus reflexiones o sus chistes. Si los suelta en medio de información repetida nos sobrará totalmente.

En resumen, no hagas que tus personajes hablen con otros, con todo lujo detalles, sobre algo que el lector ya ha vivido junto al personaje. Si la información que aporta el diálogo ya la conocemos, ahórrate el diálogo. Si quieres aprovechar los buenos chistes o reflexiones de tus personajes, ahórrate la escena principal o muestra unas cosas en la primera escena y completa lo que ha pasado con el diálogo de la segunda.

¿Te sientes reflejado como escritora o lectora en la repetición de los diálogos? Déjame un comentario y dialoguemos. ;D

¿Quieres escribir sin bloqueos?

Suscríbete a mi lista de correo y descarga ahora GRATIS el PDF "Cómo superar el bloqueo".

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

(7) comments

Charo Bernal 13 Octubre, 2016

Lo tendré en cuenta, es algo que aprendí leyéndote; menos es más, lo justo e imprescindible. Ya voy cortando rollo.

Reply

[…] entrada Errores en los diálogos #1: Los diálogos repetitivos aparece primero en […]

Reply
Olga 4 Febrero, 2016

¡Muy interesante el post Clara! Al final, llegas a la conclusión que, para que no pasen este tipo de “errores”, u otros parecidos, lo más importante a la hora de escribir es aplicar el sentido común; aunque ya sabemos que es el menos común de los sentidos 😉

Reply
    Clara Tiscar 4 Febrero, 2016

    Sí, lo malo es que solemos tener poco sentido común con nuestros propios trabajos

    Reply
      Olga 4 Febrero, 2016

      No estoy de acuerdo… Si te propones aplicar el sentido común, puedes hacerlo; aunque se trate de tu propio trabajo. Otra cosa distinta es la autocrítica. Eso sí que es más complicado.

      Reply
      Clara Tiscar 5 Febrero, 2016

      Si tienes razón, pero en mi caso mi sentido común es muy propio. 😀

      Reply
Add Your Reply

Leave a Comment: