Errores en las novelas autopublicadas: los diálogos

By Clara Tiscar | Técnicas para escribir

¿Quieres escribir novelas y no sabes cómo empezar?


Suscríbete y accede ahora  a las 7 lecciones en vídeo del curso "7 claves antes de empezar a escribir tu novela".


 

Sep 03

Últimamente observo tres errores, formales, de manera habitual en los diálogos de las novelas autopublicadas.  Además comentaré algo incorrecto que yo hago, y que hacen muchos, lo hago consciente de mi desobediencia, así que si lo hacéis que sepáis que es incorrecto. ¿Empezamos?

Los diálogos van precedidos de una raya, no de un guión

El guión es el más corto, el que se usa como signo de restar: –

La raya es el doble guión, o guión largo que es el que se debe usar para los diálogos: —

También tenemos el guión medio: –.

Los diálogos van con guión largo. Siempre. Lo que veo habitualmente en las novelas autoeditadas es que usan el guión corto, cuando tendrían que estar usando el largo.

Cada cosa que dice en voz alta un personaje va precedido de un guión largo (sin espacio entre el guión y la palabra) y los incisos del narrador, también. Esto es lo que yo hago incorrectamente, pues me gusta mucho más como queda el guión corto. De hecho algunos editores de texto lo substituyen automáticamente y a mí no me parece mal. Conste que si lo veis en mis novelas es algo que hago consciente y que sé que formalmente no es lo correcto. Pero bueno, desobedecer es una opción. Lo es cuando conoces la regla y decides saltártela, sino es una falta gramatical. ;D

Además del mal uso del guión la puntuación en los diálogos, que es complicada, se usa habitualmente de forma errónea, pero eso da para otra entrada bien larga.

Los pensamientos de los personajes no son diálogos

Lo que piensa un personaje y no dice en voz alta no es un diálogo. Lo puedes entrecomillar o no, depende de tu estilo narrativo. Supongo que lo más correcto es entrecomillarlo, pero a menudo el narrador omnisciente cuenta lo que piensa el personaje. La diferencia para entrecomillarlo o no es si el pensamiento que traslada es literal o no. Por ejemplo:

Marta va en el coche escuchando su canción favorita y pensando que todo le va bien, que hace un día bonito y está contenta.

O bien:

Marta va en el coche y mientras pone su canción favorita piensa: “Qué día tan bonito hace hoy, todo va bien, estoy contenta”.

La excepción que se me ocurre es que un personaje tenga un diálogo interior y lo observe, la típica escena de las películas del angelito y el diablo hablándote cada uno a una oreja diferente. En este caso tal vez usaría los diálogos y convertiría a  esos personajes interiores en un personaje más de la novela.

Un diálogo siempre es un párrafo

¿Qué pasa cuando usas el punto y aparte? Que muchos procesadores de textos saltan una línea. Por tanto, cuando haces un punto y aparte en un diálogo para que empiece a hablar el siguiente personaje tienes una linea en blanco entre sus diálogos. Eso es incorrecto. Ocupa mucho más espacio del necesario, ralentiza la lectura y rompe el ritmo. No lo hagás. Considera, aunque tu procesador de textos no lo haga, que todo el diálogo es un párrafo y por tanto no hay huecos entre líneas, más allá del interlineado que usas para el resto de frases.

Un buen modo de trabajar es usar los estilos de párrafo, una herramienta muy útil que incorporan los procesadores de texto: pages, word, open office…

Si usas plantillas para novelas descargadas de Amazon, por ejemplo, verás que vienen con esos estilos predeterminados. Úsalos y te facilitará mucho la tarea, sobre todo a la hora de realizar cambios de forma rápida y controlada. Esto también me va a dar para otra entrada, así que si te interesa suscríbete al blog y la recibirás por mail en cuanto la publique.

Suscríbete

Si quieres recibir más información apúntate a mi lista de correo para recibir una newsletter cada quince días y contenido exclusivo para suscriptores.

¿Quieres escribir sin bloqueos?

Suscríbete a mi lista de correo y descarga ahora GRATIS el PDF "Cómo superar el bloqueo".

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

Leave a Comment: