Errores comunes en los diálogos

By Clara Tiscar | Guion

¿Quieres escribir novelas y no sabes cómo empezar?


Suscríbete y accede ahora  a las 7 lecciones en vídeo del curso "7 claves antes de empezar a escribir tu novela".


 

Nov 23
errores en los diálogos

Este es un artículo publicado originalmente en el blog unadocenade, que podéis ver pinchando aquí

Una docena de errores que suelen tener los diálogos:

Seguro que te ha pasado, ves una película y sus diálogos no son realistas ni verosímiles, te aburren, te cansan y hasta  pueden llegar a ponerte nervioso. Si no sabes detectar los errores más comunes en los malos diálogos yo te ayudo a identificarlos.

errores en los diálogos© Cole Hutson

1.Diálogo obvio

Los personajes se definen por lo que hacen, lo que dicen y lo que se dice de ellos. Pero oír al personaje narrando lo que ya vemos que está haciendo convierte el diálogo en innecesario.

2.Todos hablan siempre igual

Cada personaje debe tener su forma particular de hablar, su idiolecto. Debes diseñarlos junto a los personajes, es probable que en las primeras páginas tus diálogos todavía sean algo rígidos pero a medida que avances en la escritura te darás cuenta de que tus personajes tienen voz propia. Además debemos adecuar el diálogo a la situación. Un mismo personaje usará distintos en situaciones diferentes,  No debes hacer abuso de jerga o de palabras malsonantes, todo en su justa medida y cuando toque.

3.Diálogo de políticos

Queremos ver personajes que hablan, no que emiten discursos. Los discursos para los políticos. Lo que tampoco puede hacer un personaje es aleccionar al público. Queremos ser libres para decidir qué pensamos, en el cine también.

4.Diálogos predecibles

Está bien que de vez en cuando el espectador pueda adivinar qué va a decir un personaje. Se siente inteligente, agudo y además demuestra que conoce bien a quien habla. Pero debemos evitar que todos nuestros diálogos sean predecibles, debemos intentar que lo que se dice sorprenda y también sorprender por cómo se dice.

5.Diálogos demasiado informativos

Como en los diálogos obvios, los excesivos solo sirven para que el espectador se aleje de la ficción. Cuenta sólo lo que sea necesario, hay detalles que no pintan nada en esta peli, no hace falta que los menciones. Todos tenemos un pasado, y tú te has currado uno genial para tu personaje,  pero sé consciente de qué es lo que interesa en esta historia y lo que es superfluo. Los diálogos sirven para caracterizar personajes y para dar información acerca de ellos. Pero siempre en su justa medida. Contrólate.

6. Tópicos, tópicos y más tópicos

Estamos hartos de oír las mismas expresiones en todas las películas en boca de todos los personajes. Sobretodo en las versiones dobladas, pero cada vez más en nuestra ficción original. Usa el lenguaje de la calle, huye de los tópicos, y sé original, ¡tú puedes! Olvídate de expresiones del tipo: ¿Dónde está el “maldito”…? ¿Qué diantre…? ¿Qué demonios…? Seguro que se te ocurren muchas otras.

7.Diálogos que no invitan a dialogar

Hay muchas maneras de hacer una pregunta, trata de buscar la que de más juego a la hora de responder. Hacer que tus personajes se limiten a decir sí o no es aburrido, busca la manera de hacerles hablar, que fluya la información. Por otro lado trata de que tus personajes toquen con sus diálogos las emociones de otros personajes. Así incitamos a reaccionar. Para bien o para mal un diálogo tiene que ser reactivo.

8.Diálogos que van a distinto ritmo de la acción

Adecuar siempre la cantidad y el tipo de diálogo a la situación que vive el personaje. En una situación de tensión lo normal es hablar tenso, a no ser que nuestro personaje sea súper frío, claro. Tampoco cuela tener una conversación normal mientras echas una carrera.

9. Diálogo repetitivo

Hablando de cine, los diálogos no pueden ser repetitivos. Dosifica la información y piensa cómo la vas a dar a conocer, si lo haces bien no necesitas repetirte. En televisión esto no funciona exactamente igual ya que es bueno tener en cuenta que el espectador hace otras cosas mientras ve la tele de modo que hay que ir recordando cierta información, no obstante, trata de darla de manera diferente y siempre justificada.

10 Diálogo concentrado

Decíamos en el punto anterior que hay que dosificar la información, intenta repartir en distintas escenas toda la información que tienes que dar en lugar de concentrarla toda en un solo diálogo eterno, esto hará que el espectador se pierda y no sea capaz de procesar toda la información.

11.Entrar tarde, salir pronto

Dice Syd Field, que para escribir buenas escenas debemos llegar tarde y salir pronto. Recuérdalo cuando escribas tus diálogos, te puedes ahorrar un montón de saludos, despedidas y frases para cortar el hielo. Llega tarde y vete deprisa, cuenta solo lo necesario y deja con ganas de más.

12. Diálogo sin función

Cada una de las lineas de nuestros personajes debe responder a una de las funciones del diálogo. Si no es así, ese diálogo es totalmente prescindible. Supongo que os preguntaréis cuáles son las funciones del diálogo. Muy resumidas son: avance de la historia, información (ya sea sobre el tema, el personaje, su pasado o sus relaciones), complementar la acción, establecer conflictos y humanizar a nuestros personajes.

Seguro que la próxima vez que vayas al cine verás muchos matices en los diálogos, un buen ejercicio es determinar qué función tiene cada uno de ellos y plantearse si es o no prescindible.

Si escribes, dialogar es lo último que debes hacer, trabaja primero las escenas antes de llegar a los diálogos. Lo mismo en las reescrituras. Primero los cambios estructurales y después los diálogos.
Hazte listas, las listas son muy útiles: una con las funciones del diálogo, otra de errores y  de este modo podrás repasarlo y no pasar nada por alto.

¿Quieres escribir sin bloqueos?

Suscríbete a mi lista de correo y descarga ahora GRATIS el PDF "Cómo superar el bloqueo".

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

(4) comments

Charo Bernal 10 Noviembre, 2016

Me ha gustado lo de: “Entrar tarde y salir pronto”. Es la síntesis. Intentaré llevarlo acabo.
Muy Buenos consejos, como siempre, me los guardo. Gracias.

Reply
    Clara Tiscar 14 Noviembre, 2016

    Oh, bueno, eso no es mío… es de algún gran autor y es un técnica que me aplico en las novelas siempre que puedo. En la vida real no, dicen que me enrollo como una persiana… Supongo que es el resultado de trabajar sola cada día con mil voces en la cabeza pero sin que nadie me dé conversación de verdad 😀

    Reply
Marto Pariente 31 Agosto, 2016

Clara, me encanta este post. Impreso y pegado en la pared junto al ordenador.
Un saludo, amiga.

Reply
Add Your Reply

Leave a Comment: