Diálogos: describir la forma de hablar de los personajes

By Clara Tiscar | Técnicas narrativas

¿Quieres escribir novelas y no sabes cómo empezar?


Suscríbete y accede ahora  a las 7 lecciones en vídeo del curso "7 claves antes de empezar a escribir tu novela".


 

Oct 26
Diálogos: Cómo describir la forma de hablar de los personajes

La semana pasada iniciaba este tema explicando cómo indicar qué personaje habla así que hoy me centraré en cómo describir la forma de hablar de los personajes.

Cada personaje debe tener su propia voz, que irá variando, o adaptándose, a las circunstancias:

  • Con quién habla
  • Cuál es su estado de ánimo
  • De qué habla

El narrador, con los incisos, será el encargado de proporcionar al lector toda aquella información que no se deduzca del diálogo.

Los incisos describirán, entre otras cosas, las acciones de los personajes o la forma de hablar. Es decir, el narrador usará verbos (acciones) para describir lo que ocurre mientras los personajes hablan.

De entrada debo decir que cada palabra tiene un significado y hay que buscar la palabra más precisa en cada ocasión. No obstante, ya lo dije en el artículo de la semana pasada, no me parece apropiado usar un verbo de habla distinto en cada línea de diálogo.

Una cosa es hacer uso y otra hacer abuso, en este caso abuso del diccionario.

Creo el narrador debe transmitir esa información sin hacer abuso de verbos de habla y a poder ser sin adjetivos ni adverbios que complementen el verbo más neutro (decir).

Cómo escribir incisos sin abusar de verbos de habla

Antes de liarme a explicar cómo informa el narrador sin abusar de los verbos, varias consideraciones:

  • Es mucho mejor mostrar que contar
  • Los diálogos no deberían ser redundantes
  • Los diálogos se deberían leer mucho más rápido que las descripciones

Es mucho mejor mostrar que contar

No solo en los incisos, en general, en la novela deberás mostrar a los personajes actuando y respondiendo a sus emociones antes que simplemente contarle al lector lo que siente.

Es decir: hay que explicar lo que hace el personaje para que el lector pueda “verlo”.

Un ejemplo:

No es lo mismo decir:

“está enfadado y le cuesta hablar con calma”

Que decir:

“cierra los puños hasta que se clava las uñas en las palmas de las manos, exhala lentamente y sonríe antes de continuar”

Imagina esto en un inciso. La segunda opción es mucho más larga, sí, pero también nos da detalles del comportamiento del personaje y el lector puede entender que está enfadado y que le cuesta controlarse, es más, sabe hasta lo que hace el personaje para controlarse. Hemos informado de lo que hace el personaje, de lo que siente y le hemos caracterizado con su lenguaje corporal (puede que sea algo habitual en este personaje actuar así, o todo lo contrario).

Siempre elige mostrar antes de contar, también en los incisos del narrador en los diálogos.

Diálogos, cómo escribir incisos

Los diálogos no deberían ser redundantes.

En las novelas, los incisos de los diálogos no deben ser redundantes. Los diálogos en general no deben serlo.

Si por lo que dice el personaje ya se deduce que está contento, triste, enfadado (o lo que sea) ¿por qué tiene que explicarlo de nuevo el narrador en el inciso?

Mi consejo es que ante estas situaciones evites usar el verbo más apropiado para el contexto:

—Sí —afirmó él.

Ya. Si dice sí, está afirmando. Siempre. Por lo tanto, podríamos ahorrarnos el uso del verbo afirmar por un simple decir o usar un verbo no dicendi para aportar información extra sobre las acciones o el lenguaje corporal del personaje.

Los diálogos deberían leerse rápido

Desde mi punto de vista, los diálogos tienen que ser ágiles. Se perciben como acción a tiempo real y muchas veces los incisos del narrador no hacen otra cosa que cortar el ritmo y hacer más lenta esta acción.

Si el diálogo tiene que ser ágil (habrá situaciones en las que tu novela requiera otro tipo de diálogo) cuantas menos interrupciones tenga, mejor.

Cuando leemos, el cerebro tiende a terminar algunas palabras por nosotros para evitar que las leamos y así proceder más rápido. Los nombres de los personajes suelen ser algunas de estas palabras. El verbo decir, también.

Por lo tanto, un diálogo en el que solo haya alguna acotación de vez en cuando con un “dice tal” o “dice cual” será leído de forma mucho más rápida porque el cerebro saltará el dice y leerá la inicial del nombre o lo escaneará y le bastará para saber quién habla (una razón de peso para que cada personaje tenga un nombre bien diferenciado). No se leerá la acotación completa, mientras que si damos otro tipo de información o usamos otro verbo, el lector deberá leer toda la información.

Cuidado, esto no es una norma para todos los diálogos, sino para aquellos diálogos, o aquellas partes del diálogo, en que solo necesitas aclarar quién habla.

En conclusión

  • Usa de vez en cuando el verbo de habla más apropiado, sin que la novela parezca un diccionario.
  • Usa un porcentaje más alto de verbos de habla neutro (decir)
  • Evita el verbo de habla (sobre todo el específico) si se deduce por el contenido del diálogo.
  • Siempre que puedas añade otro tipo de información para hacer más ricos los diálogos y jugar con el subtexto (de nuevo, también sin abusar, no olvides que el diálogo es acción a tiempo real).

Y nada más por hoy; si quieres saber más sobre diálogos te recomiendo el Curso de Diálogos.

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

Leave a Comment: