Tu primera novela: mindsetting para escribir | Clara Tiscar

Tu primera novela: mindsetting para escribir

By Clara Tiscar | Superar el bloqueo

Jul 05
mindsetting para escribir

¿Has intentado una o varias veces escribir una novela y no has conseguido terminarla? ¿No lo intentas porque crees que no vas a ser capaz de acabarla? Si trabajaras tu mindsetting para escribir lograrás mejores resultados.

Para escribir, igual que para casi todo lo demás, necesitas dos cosas:

  • Preparación mental: configurar tus creencias y pensamientos de la forma adecuada.
  • Conocimientos sobre cómo se hace lo que quieres llevar a cabo.

Es decir: necesitas saber cómo hacerlo y creer que puedes hacerlo.

Hoy me voy a centrar en la configuración mental o mindsetting  ideal para escribir. Porque de cómo pienses y qué creas dependerá tu éxito.

¿Has intentado escribir una novela y no la has podido terminar?

Seguro que hay un universo paralelo donde viven aquellos personajes a quienes hemos empezado a dar vida para abandonarlos poco después. Porque toda persona que escribe arrastra una horda de personajes zombies que viven en historias que no nunca fueron leídas o que ni siquiera llegaron a escribirse.

Todas hemos pasado por ahí, todas hemos intentado escribir, hemos empezado a teclear o hemos fantaseado con nuestra historia en la cabeza, pero nunca hemos ido lo suficientemente lejos con ella como para terminarla, porque terminar tu primera novela empieza con una buena preparación mental.

¿Por qué se empiezan a escribir muchas más novelas de las que se terminan?

Obviamente porque terminar más de las que empiezas es totalmente imposible. Es normal que haya más novelas empezadas a escribir que terminadas. El problema es que la diferencia es enorme. Hay aspirantes que han empezado decenas de novelas y no han acabado ni una. Ni una.

Escribir una novela es algo tan complejo que no puedo explicar en 10 párrafos, pero sí te puedo decir que para escribir tu primera novela necesitarás cumplir tres condiciones, las tres imprescindibles. Y la mayoría de aspirantes fallan en todas:

  1. Mindsetting para escribir: tu configuración mental debe ser la adecuada para escribir: tener tiempo, motivación, perseverancia…
  2. Tener una historia que contar: y no me refiero a una idea, me refiero a estar segura de que tu idea es una historia con conflicto, buenos personajes, inicio núcleo, desenlace… esas cosas.
  3. Técnicas narrativas: porque escribir es mucho más que teclear en el orden en el que se te ocurren las cosas o transcribir diálogos de forma literal después de haberte imaginado a tus personajes hablando entre ellos.

Mindsetting para escribir tu primera novela

1. Acaba con tus barreras mentales

Imprescindible: derriba todas esas creencias que te limitan o paralizan: no tengo tiempo, no sé lo suficiente, nunca me ganaré la vida escribiendo…

2. Ten claros tus objetivos

Una primera novela se escribe con el objetivo terminarla y aprender. No deberías tener más objetivo ni pretensión que estos:

  • Aprender del proceso
  • Acabar lo que empiezas

¡Cuidado con los objetivos pretenciosos!

Escribir La novela, cuando hablamos de tu primera novela, es pretencioso.

Incluso pretender publicar la primera novela que escribes está fuera de lugar. ¿Que después resulta que eres un genio y has escrito una obra maestra la primera vez que lo has intentado y sin despeinarte? ¡Bien por ti, aprovéchalo! Pero es pretencioso creer que en tu primer intento conseguirás hacer algo tan digno que merezca la pena ser publicado. Si somos realistas, las probabilidades indican que no será así.

Pretender demasiado te aleja de conseguir resultados:

  • porque en cuanto detectes que no estás escribiendo una obra de arte abandonarás. Si no terminas nunca aprenderás. Nunca obtendrás los beneficios de haber conseguido tu primer éxito.
  • porque al intentar escribir La novela a la primera, usarás tu mejor idea y la quemarás en algo que probablemente no merezca la pena. Merece la pena siempre que la termines y aprendas con ello, pero quizás es preferible aprender con ideas que no son tan importantes para ti.
  • porque tener grandes expectativas hace que las caídas sean más dolorosas. Si escribes con la intención de publicar, y hacerte millonaria, cuando descubras que lo que has escrito no le gusta ni a tu madre… te hundirás, decidirás que no vales para esto y abandonarás. Y quizás es mejor que abandones, la verdad, porque me parece una falta de respeto acercarse a cualquier actividad y pretender ser la mejor sin haber invertido tiempo y esfuerzo en serlo.

No digo que no se pueda aspirar alto. Deberías hacerlo. Pero siempre que tengas claro cuál es el camino que te lleva arriba, suele ser imposible subir de un salto. Los ascensos se hacen subiendo nivel a nivel.

Objetivo 1 al escribir tu primera novela: aprender del proceso

Afronta la escritura sin miedo y, repito, con el objetivo de aprender.

Durante el proceso aprenderás y te darás cuenta de las carencias que tienes, para que puedas seguir aprendiendo. También descubrirás tus fortalezas, esas habrá que potenciarlas.

Objetivo 2 al escribir tu primera novela: acabar lo que has empezado

Terminar es un éxito, ya lo he dicho, uno de los primeros que puedes vivir en tu carrera de escritora. Y debes saber disfrutarlo y darle la importancia que tiene. Ni más ni menos.

¿Cómo acabar lo que empiezas?

1. Elige una idea sencilla de llevar a cabo

Escribir, tramar, estructurar es ya de por sí complicado. No te compliques más la vida con una idea demasiado ambiciosa o demasiado importante para ti. La función de esta primera novela es aprender y terminar. Póntelo fácil.

Define bien tu idea, desarróllala y asegúrate de que da para una novela.

2. Crea un hábito de escritura

No eternices la escritura. Para terminar tu novela debes escribir de forma habitual.

Sé realista con el tiempo del que dispones y del que pierdes haciendo cosas prescindibles. No pretendas escribir más horas cada día de las que sabes que puedes disponer. Empieza por algo asumible, quince, treinta minutos cada día y si puedes lo aumentas. No pretendas escribir dos horas al día y no cumplas nunca. Eso te aleja de tu objetivo y crea nuevos límites mentales.

3. Planifica antes de escribir

Diseña bien tu novela antes de redactarla. Digo redactarla para diferenciar, porque para mí la planificación forma parte del proceso de escritura.

4. No te exijas más de lo que puedes dar

Mejorar siempre debería ser una intención. Pero una cosa es mejorar y la otra es no continuar intentando algo porque ves que a la primera no lo vas a conseguir.

¿Tú crees que alguien podría ganar una maratón sin haber entrenado nunca? Pues escribir es un poco como correr. Necesitas entrenar muchas horas sin intentar ganar nada para un día poder participar en una competición y tener opciones opciones de ganar.

Un corredor de fondo no se enfrenta por primera vez a la distancia que corre en una maratón el día que compite por primera vez. Ese corredor habrá recorrido esa misma distancia decenas de veces antes de atreverse a competir. Pero además, entrenará en el gimnasio la musculatura, la resistencia aeróbica con sprints, habrá buscado una manera de mejorar su técnica para correr mejor (más rápido o con menos esfuerzo).

Escribir tiene mucho de todo esto: te formas leyendo, escribiendo relatos, estudiando técnicas narrativas y entrenas escribiendo con novelas que nadie va a leer y que te sirven para ver dónde flojeas y dónde están tus puntos fuertes.

Tómate la escritura en serio, respétala. Entiende que te tienes que preparar y que aunque tengas un talento natural tienes que cultivarlo y entrenarlo.

No pretendas competir en una maratón sin haberte entrenado. Pero entrena tanto como puedas para un día conseguirlo. No pretendas publicar el primer libro que escribes, pero escribe lo suficiente como para un día estar en condiciones de hacerlo.

Cree en ti, y exígete cada vez más, para mejorar, pero de forma gradual. No te lo exijas todo de buenas a primeras.

5. Ten claro que es un trabajo duro

Escribir una novela no es un proceso que hagas en un mes. A ver, que sí, claro que puedes hacerlo en un mes, incluso hay quien escribe una novela en una semana.

Probablemente tienen mucha, mucha práctica. O son tremendamente malos (yo creo que hay más de lo segundo que de lo primero, y si no, pásate por Amazon y lee una novela de cualquiera que publica veinte libros en un año. Son infumables).

Lo primero que tiene que tener es respeto por el trabajo que vas a hacer. Escribir una novela requiere, como ya he comentado, un trabajo de argumento, de creación de personajes, de estructura… Hay una fase previa a lo que imaginamos como escritura, que no deberías ignorar.

Y la escritura toma también mucho tiempo. Aunque sepas todo lo que tienes que escribir, necesitas horas para teclear y horas para corregir.

La velocidad a la que avances en tu novela dependerá de muchos factores:

El principal factor que afecta es el tiempo que dedicas cada día a escribir. Y por supuesto lo que tardas en escribir: tu velocidad tecleando, el rato que dedicas a pensar lo que tienes que escribir o qué palabra usas… los blancos que tienes en cada hora de trabajo.

Por lo tanto, lo ideal es afrontar la escritura de una novela como un proyecto a largo plazo. Siempre es mucho mejor que te sobre tiempo y termines antes de lo previsto que dejarlo porque ves que es inviable cumplir con el plazo que te has puesto.

Deberías definir:

  • Tu tiempo diario de escritura
  • La fecha límite para terminar tu novela.

Ya has visto que hay muchos factores que influyen en tu avance, es imposible decirte qué plazo para terminar la novela sería el más lógico.

Si solo puedes dedicar una hora al día y quieres hacer un proceso completo: diseño + escritura + revisión, yo no me plantearía un tiempo inferior a un año, o incluso año y medio para escribir, y corregir, una novela.

Para que tus objetivos sean más llevaderos, hazlo por fases:

Fase de planificación: 3 meses, por ejemplo.

Fase de escritura: 5 meses

Fase de corrección: 4 meses

Para escribir tu primera novela tienes que vencer más barreras psicológicas que técnicas. Sí, la técnica es tremendamente importante, pero cuando si ya tienes experiencia escribiendo no solo entenderás mejor las técnicas sino que podrás aprovecharla para, después de aprender algo nuevo, comprobar cómo lo hiciste en esa primera novela y cómo podrías haberlo mejorado.

Escribir una primera novela, y muchas veces una segunda, o una quinta, no es más que un banco de pruebas. Puede que necesites probar tu estilo o tu género. Hazlo, prueba, escribe, aprende el oficio, conócete bien y después, ya hablaremos de publicar.

¿Te apetece contarme tu proceso para escribir, los problemas con los que te has encontrado, o tus dudas? ¡Déjame un comentario!

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

(11) comments

jorge novello 21 septiembre, 2018

Hola Clara… encontré un cuento de 9 paginas que había escrito hace 20 años, y sin saber nada de nada pensé convertirlo en novela, creyendo que la diferencia estaba solo en la cantidad de paginas. Ya llegué a 150 y, creo que por leerte, empece a comprender que no es solo cantidad de hojas sino algo mas complejo como decís vos. Me he impuesto una rutina de escritura y todas las noches me siento frente a la compu 4 horas y escribo… escribo… escribo… para la novela, algo de poesía y algún cuento y relatos varios. Si querés te mando algo y opinás… beso!

Reply
    Clara Tiscar 25 septiembre, 2018

    Hola Jorge,
    Ya lo has visto, tiene que haber más diferencias además de más páginas. El relato podría ser un punto de partida. Podría ser, por ejemplo, la escena final de una novela, por lo que tendrías que construir el resto de historia para que te llevara hacia ese final que ya tienes (y después reescribirlo para adaptarlo, claro). O podrías usarlo como idea o tema. Pero la novela necesita más personajes, tramas secundarias, un conflicto que se sostenga durante toda la novela… No se trata simplemente de escribir para rellenar.

    Reply
Marlene Flores González 4 agosto, 2018

¡Hola Clara!:

Comencé a escribir una novela autobiográfica, y aún sigue como borrador #1,#2…Cuando me he bloqueado y para no romper la rutina diaria, me zambullo entre las 12.000 palabras escritas, capturo una escena y desarrollo con ella un cuento o un relato, obteniendo así, impulso para continuar.

Por otra parte, leo, estudio técnicas, aprovecho al máximo el internet, —que en mi sencilla opinión— es una gran ayuda.

Todas tus publicaciones y ahora el «Mindsetting», me ponen en claro y me afirman en el camino.

¡Muchas gracias!

Reply
jorge novello 3 agosto, 2018

Estimada Clara:
Hace un año y medio que re descubrí la escritura. Encontré un “cuento” que había escrito hacía 20 años. Recuerdo que fue una noche, de un tirón escribí sus 9 hojas y quedó así. Al momento de reencontrarnos, mi cuento y yo, vos no estabas aún en mi vida. Se me ocurrió convertirlo en novela pensando solo en que era una cuestión de cantidad de páginas.Y entonces apareciste. Llevaba escritas más de 150 páginas pero, al leerte, sentía la necesidad de corregir y cambiar cosas, sacar algunas, agregar otras. No paro de leerte y de volver a mis páginas. En paralelo comencé otra novela pero ya “planificando” mis acciones, las ideas, en fin, todo. Creo que resulta más fácil como lo decís. Gracias por todo!

Reply
Cintia 8 julio, 2018

Todo lo que me pasa es esto que decís. No me hago el tiempo y cuando lo hago, no encuentro inspiración. Pero un día, de pronto me levanto corriendo a escribir y lo logro, luego,largas lagunas nuevamente. Se me hace eterno. Pero es lo loco. Porque lo que más amo hacer se me hace cuesta arriba, solo hay una explicación: mi propio cerebro autodestructivo.

Reply
LUCIANO 7 julio, 2018

Excelente artículo Clara. Como su nombre lo indica: Clara, directa y precisa. Un abrazo

Reply
JOSE LUIS HUACHO . 7 julio, 2018

lo sé por experiencia lo difícil que es escribir puedes tener todo un tema divagando en los pensamientos, sin embargo, al momento de plasmarlo se van las ideas o simplemente no se encuentra las palabras para expresarlas. En mi caso dejé de escribir poesías o quiero dejarlo creo que me acostumbre a escribirlas de “un tirón” (entre una hora un poema) y querer escribir algún ensayo teniendo los conocimientos y los datos me es difícil. Empezaré por esa parte que recomienda “escribir al comienzo 15min/día”; así como la lectura recomiendo para los novatos que empiecen por algo ligero y 30min/día para q se acostumbren a la lectura… de jelos saludos

Reply
Guille 5 julio, 2018

¡Un gran artículo! Se habla poco de la preparación mental para escribir una novela ^^

Reply
    Clara Tiscar 6 julio, 2018

    ¡Hola Guille! Gracias por pasarte y leer, dime, como experto en psicología, ¿me he dejado algo?

    Reply
Add Your Reply

Leave a Comment: