Cómo elegir la mejor idea para tu novela

By Clara Tiscar | Planificar

¿Quieres escribir novelas y no sabes cómo empezar?


Suscríbete y accede ahora  a las 7 lecciones en vídeo del curso "7 claves antes de empezar a escribir tu novela".


 

Jun 07

Uno de los primeros obstáculos cuando quieres escribir una novela es no saber sobre qué escribir y si tienes varias ideas, no saber cuál de ellas es mejor.

Un error común es mezclar varias cosas y tratar de meterlo todo en una sola novela. Lo primero que tienes que conseguir es elegir una idea para tu novela, desarrollarla y tener claro qué es lo que quieres contar para evitar que el resto de ideas la contaminen.

Hoy quiero contarte cómo elegir una idea cuando tienes varias que te interesan o no sabes cuál de ellas es mejor para empezar.

Para elegir una idea guíate por estos cuatro puntos:

Por instinto

Sí. Tu instinto es lo primero y lo último. Tener claro lo que te hace sentir la idea y lo que te pide el cuerpo es imprescindible.

Por el tema que hay detrás de ella

Una vez sabes cuál es la idea que más se repite en tu mente, aquella que siempre acude una y otra vez y que no te puedes sacar de encima, debes analizar cuál es el tema principal de tu idea. Lo que se esconde detrás de ella. Si no hay tema, aparca la idea o averigua cuál es tema del que quieres hablar.

Diferencias entre idea y tema

Las ideas dan lugar a argumentos, que son los eventos que narrarás en tu novela.

El tema es la razón por la que cuentas esa historia, la reflexión que quieres que se hagan los lectores, lo que te está moviendo a contar esa historia y no otra.

Ideas hay en todas partes. Temas, en cambio, encontrarás pocos. Casi siempre son los mismos y tienen que ver con la supervivencia, el amor, la felicidad, la condición humana…

Un mismo tema puede dar lugar a miles de historias diferentes, que vienen de miles de ideas distintas.

Pero también una misma idea se puede usar para ilustrar diferentes temas.

En función del tema que elijas la idea se desarrollará de un modo u otro porque darás preferencia a aquellos detalles que ejemplifican mejor el tema elegido.

Un mismo asesino puede ser el protagonista de una historia en la que el tema sea la lucha por la supervivencia o de una historia en la que el tema sea el amor incondicional de una madre.

Digamos que la idea original es como un papel doblado y, dependiendo del tema que elijas, lo desdoblarás con resultados distintos.

Así que la segunda condición para elegir una novela, después de dejarte guiar por el instinto es ver si hay un tema detrás de ella.

cómo elegir una idea

Porque garantiza acción y conflicto para rato

Una buena historia necesita un buen conflicto. Si ya tienes claro cuál es el tema del que trata tu idea necesitarás asegurarte toneladas de conflictos. Los suficientes como para escribir una novela entera.

Elige temas y conflictos que le importen al lector y que le despierten la necesidad de seguir leyendo.

Por tu capacitación e interés

Si la idea tiene un tema claro y te parece bueno. Si te garantiza que será capaz de desdoblarse en un montón de conflictos y que habrá suficiente acción como para una novela, entonces tienes que usar la sinceridad y la objetividad.

¿Te ves capacitada para escribir esa novela? La idea y el tema pueden ser apasionantes, pero puedes carecer de los conocimientos necesarios para escribir sobre metafísica o física cuántica o derecho… Si no tienes ni idea de lo que tienes que hablar y tienes que aprenderlo absolutamente todo, quizás lo mejor es elegir una idea para la que estés más capacitada de entrada.

En segundo lugar, la capacitación también viene dada por lo que hemos leído y lo que nos gusta escribir. Si lees novela romántica y de repente se te ocurre una idea fantasía, quizás lo mejor es que adaptes la idea a lo que sueles leer y te sigas moviendo en el terreno que mejor conoces: ¿fantasía romántica?. Sobre todo si es tu primer libro. Busca algo en lo que te sientas cómoda y si no has leído suficiente de ese género ponte las pilas y lee varios libros. Los más vendidos y los más malos (para que puedas ver qué errores no quieres cometer tú).

¿Te interesa lo suficiente como para que te acompañe a todas partes durante meses o años? ¿Lo suficiente como para trabajar en ello durante horas y horas? Si es así, adelante.

Ideas que no debes elegir

En general las ideas que no se ajustan a lo que he explicado antes. Si el instinto te hace rechazarlas y tú quieres escribirlas, quizás es que no estás preparada todavía para ello. Ya llegará el momento.

Si la idea no tiene conflicto o no te ves capacitada para llevar a cabo la documentación o para escribir sobre un género o temática en concreto, déjalo. Y sobre todo si no tienes claro el tema. Siempre tiene que haber un tema, que será lo que te guíe durante la escritura. Porque tendrás que elegir muchas otras cosas. Como qué escenas pones y cuáles no, o qué ideas de conflictos usas. Si tienes claro el tema, estas elecciones son más fáciles. Siempre elige lo que mejor ilustre el tema, pero que a la vez sorprenda y huya de los tópicos.

Lo que sí te recomendaría es que no usaras tu propia vida para escribir una novela. No vas a ser capaz. Casi seguro.

No te plantees escribir una novela sobre tu vida

Podría darte un montón de razones, de hecho creo que lo voy a dejar para otro artículo. Hoy solo te diré que tu vida no es una novela, no sigue las reglas dramáticas que se aplican a las novelas, lo mejor es que aprendas a estructurar una novela primero, a jugar con el conflicto, a enganchar al lector… y después, veas si puedes convertir tu vida en el argumento de una novela. Pero de entrada te recomendaría aprender las técnicas sin implicaciones personales.

En segundo lugar, si pasas de aprender la técnica y crees que tu vida ya es clavadita a una película… ¿en serio crees que eso le va a interesar a todo el mundo? Si es lo que quieres, quédate atenta, prometo volver sobre este tema en unas semanas y contarte cómo escribir una novela sobre tu vida.

Mientras, lo dicho, te recomiendo que practiques con otro tipo de ideas para dominar los mecanismos narrativos. Si la falta de ideas es tu problema, quizás puede interesarte el Curso de Creatividad para Escritores que tengo en mi plataforma de cursos.

Por hoy nada más, te toca a ti. Cuéntame: ¿cuáles son tus trucos para elegir una idea sobre la que escribir una novela?

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

Leave a Comment: