¿Cómo atrapar al público con tu novela? | Clara Tiscar

¿Cómo atrapar al público con tu novela?

By Clara Tiscar | Planificar

Nov 09
¿Cómo atrapar al público con tu novela?

Hoy en día es vital saber escribir de forma que enganche. Atrapar al público para que siga leyendo, es tan necesario que puede marcar la diferencia entre comprar un libro y no comprarlo.

¿Cómo eliges qué libro vas a leer?

En las librerías, yo suelo pasear y dejar que me llamen las portadas. Ese es el primer filtro, pero me gusta también mirar los títulos de los libros.

Cuando un título y una buena portada destacan, suelo leer la sinopsis de la novela.

Leo la primera página y, si me gusta, leo una página al azar, sobre la mitad de la novela. Si me gusta la sinopsis (tema, género) cómo empieza y cómo está escrito, lo compro.

Cómo se elige un libro en una plataforma online como Amazon

¿Y en Amazon? Ocurre algo similar. Depende, como en la librería, de cómo están colocados los libros, verás aquellos que quiere destacarte la librera (o la plataforma, en este caso). También puedes pasear y rebuscar.

Te fijarás en su título, en su portada. Pero en Amazon te fijarás en sus comentarios antes de decidirte a mirar nada más del libro. Solemos mirar antes las estrellas y el número de comentarios que la sinopsis. Por eso las estrellas se ven desde la página general y para leer la sinopsis tienes que entrar en la ficha del libro.

Si pasa tu filtro, leerás la sinopsis, harás clic en la ficha del libro. A veces ya no necesitas más, pero la mayoría de veces (por lo menos yo) uso la vista previa para leer las primeras páginas.

Si me gusta cómo está escrito y el conflicto que me plantea, compro el libro. Si no me gustan sus primeras páginas no leeré el resto, por muy buen trabajo de marketing que hayan hecho con el título, la sinopsis y la portada.

Desde la primera página tienes que escribir de forma que enganche. ¿Qué digo desde la primera página? ¡Desde la sinopsis! ¡O desde el título!

Tienes que enganchar al público antes de que te compre. Y después seguir enganchando.

Cómo escribir de forma que enganche

Atrapar al público es algo que se consigue gracias a una serie de recursos y técnicas. Desde la fase de planificación puedes tener en cuenta los distintos elementos que conseguirán que la novela enganche. Porque no solo es cómo escribes, sino lo que estás contando y el modo en que lo haces.

Escribir de forma que enganche es totalmente necesario, nuestro público tiene múltiples fuentes de interés. Tiene dividida la atención en varios sitios a la vez y si algo no le atrapa de verdad, difícilmente pondrá en ello la atención. La consecuencia es que no terminarán tu novela (o ni siquiera la comprarán). Quizás habrás conseguido una venta, pero eso no se traducirá en buenos comentarios ni en una segunda venta cuando saques tu próxima novela.

La literatura hoy en día compite con las redes sociales, con el entretenimiento televisado (tele convencional o youtube), con canales de ficción audiovisual tradicionales y otros tan nuevos, accesibles y personalizables como Netflix o Prime. Por no hablar de la cantidad de nuevos libros que se publican cada día gracias a las facilidades de la autopublicación.

Si hoy en día no escribes de forma que enganche, olvídate. Porque ellos te olvidarán a ti.

Cumplir las expectativas del público

Atrapar al público implica en primer lugar que compren tu novela. Y cuando alguien compra tu novela lo hace con una expectativas. Cumplir con esas expectativas es lo mínimo para que alguien siga leyendo. Si no las cumples, es fácil que abandone la lectura.

¿Qué expectativas tiene el público?

Pues para empezar que el argumento responda a la sinopsis. Que le cuentes la historia que le has prometido.

Que el tono y el ritmo y la forma de narrar la novela sean las que se espera. Eso depende de la sinopsis en gran medida. Y de si ha leído las primeras páginas. Si mantienes el nivel de la primera página y la sinopsis está alineada con el tono y el contenido del libro no deberías tener problemas.

Además, cada género implica unas expectativas. A mí, por ejemplo, me encanta el género del terror, pero rara vez veo pelis de terror o leo libros de terror porque nunca suelen cumplir con las expectativas. Siempre me decepcionan porque no me dan ningún miedo.

Cuando alguien se decide por un género es porque tiene expectativas puestas en él, por tanto debes cumplirlas también a ese nivel.

Ritmo

Ritmo precisamente es lo que buscan las lectoras. Tienes que dominar el ritmo en sus dos vertientes, porque lo que busca el público es que se lea fácil y que la historia no tenga un momento de respiro.

De narración

Dominar técnicas narrativas te permitirá escribir de forma que se lea ágil y fácil. Si tu forma de contar es fácil de leer, ya tienes un punto ganado.

Además, tienes que saber jugar con el ritmo de la narración para que se adapte a la escena que estás narrando. Y para que se adapte al argumento. Saber cuándo tienes que escribir frases más cortas, o más largas, o más verbos y menos adjetivos es imprescindible para conseguir un buen ritmo.

Del argumento

Que se lea de forma ágil no es lo único que aporta buen ritmo a una novela. Que pasen cosas, de forma constante. Y que lo que pase sea interesante hace que la novela tenga un buen ritmo argumental.

Una novela engancha sobre todo por el argumento. Porque están pasando cosas constantemente, porque todas las que pasan son interesantes. Y porque la vida de tu protagonista es cada vez más compleja. Todo esto hace que se lea “solo una página más” hasta terminar la novela.

Crear tensión

Además de cumplir con las expectativas del público para escribir de forma que el ritmo sea trepidante, tienes que ser capaz de construir tensión.

Crear tensión implica generar dudas, o preguntas, en tu público. Que piensen ¿Qué es lo que va a pasar a continuación. ¿Le matará? ¿Hay alguien siguiéndole? ¿Descubrirá ya la verdad?

Además de crear tensión mediante las dudas, debes ser capaz de estirar esa tensión, de tirar más de la cuerda y aumentar la tensión, multiplicando las preguntas o haciendo que la respuesta sea mucho más vital.

Una de las formas de crear tensión y hacer que vaya en aumento es a través del diseño del argumento. Diseñar bien tus conflictos es clave para que tu protagonista tenga obstáculos que superar y que estos sean cada vez más complicados.

Por otra parte, también tienes que tener en cuenta la estructura.

La forma en la que explicas la historia, cómo mezclas las tramas, dónde cortas una escena para meter otra.  Todo esto afecta a la tensión y a la necesidad de seguir leyendo.

Una vez más, tengo que decir que la mejor forma de contar historias es conociendo qué historia quieres contar y pensando cómo vas a explicarla. Escribir de forma que enganche es el resultado del dominio de técnicas narrativas, un buen diseño argumento (y todos sus elementos) y una estructura bien estudiada.

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

Leave a Comment: