¿Autopublicas? Pide ayuda para corregir

By Clara Tiscar | Técnicas para escribir

¿Quieres escribir novelas y no sabes cómo empezar?


Suscríbete y accede ahora  a las 7 lecciones en vídeo del curso "7 claves antes de empezar a escribir tu novela".


 

Sep 02

¿Has terminado de escribir un libro? ¡Felicidades! Ahora tómate un descanso, unas vacaciones, dedícate a otras cosas… lo que sea, pero deja este proyecto unos días para poder desconectar y trabajar mejor a la vuelta.

Pide ayuda a alguien para que te eche una mano revisando tu manuscrito. Asegúrate de que es una persona con buena solvencia ortográfica y gramatical. Corregirse a uno mismo es muy difícil, a mí me resulta casi imposible hacerlo, hacerlo bien es una utopía. Aquí van las razones por las que creo que nadie debería corregirse a sí mismo.

¿Autopublicas? Pide ayuda para corregir-media-1

Pide ayuda para revisar

1. El cerebro no funciona igual con los textos propios

Está comprobado, seguro que te ha pasado alguna vez que revisas y revisas y cuando por fin lo das por terminado, otra persona lo lee y encuentra una falta nada más empezar. Pasa escribiendo en los blogs, en los que no te queda más remedio que corregirte a ti mismo (aunque muchos no se molesten en hacerlo). Te avisan del error y alucinas con no haberlo visto. Seguro que te resulta familiar la sensación.

Por lo visto está comprobado científicamente (creo que es algo que se puede comprobar fácilmente) que el cerebro no procesa la información del mismo modo cuando el texto es tuyo. Tú lo has escrito y ya sabes lo que pone por lo que no haces una lectura igual de profunda que cuando lees textos de los demás. Y parece ser que ni siquiera lees el 100% de lo escrito, el cerebro se salta partes.

Para evitar que esto pase todo el mundo recomienda tomarse un descanso entre la escritura y la corrección. Si es una novela en la que has pasado horas y que has escrito y reescrito cada página varias veces, necesitarás mucho más tiempo para poderlo revisar que un artículo en un blog.  Para los blogs creo que es una buena idea dejar los artículos preparados con antelación y el día que quieras publicarlos los relees y corriges. Yo suelo dejarlos programados y lo primero que hago por la mañana es echar un vistazo a las programaciones de los blogs para corregir artículos.

Si se trata de una novela necesito bastante tiempo de desconexión antes de poder hacer una primera corrección. Siempre hago una primera y una segunda corrección antes de pasárselo a otra persona para que busque las faltas y errores que se me hayan pasado.

2. Puedes no tener las competencias necesarias

Eres escritor, o redactor, y se supone que escribes bien, que has leído mucho y que tienes mucha más competencia que muchas otras personas. Pero no siempre es así. He leído libros autopublicados en los que usaban palabras que no significaban lo que pretendían o que confundían haber con a ver. Esto son errores graves, pero los hay mucho más sutiles que se te pasarán por alto como acentos en interrogativas indirectas, que es uno de los fallos que más observo.

Contar con alguien que tenga mucha más competencia que tú es algo bueno. Ni te sientas mal por ello ni nada parecido, cada uno se dedica a lo que se dedica y es por ello que la figura del corrector, y la del editor, son importantes. En estos días de libros autopublicados puede ser complicado que encuentres dinero para pagar un corrector profesional, pero vale la pena pedírselo a alguien que no seas tú. Si es profesional mejor que mejor.

Yo personalmente desconfío de los precios demasiado baratos, es posible que si encuentras un corrector que te cobra un 10% de lo que cobran los demás, no le dedique el mismo tiempo ni tenga las mismas capacidades. Pero puedes encontrar a alguien que haya estudiado y no tenga experiencia, con lo que podéis ajustar el precio y esa persona adquiere experiencia. No aconsejo regatear con los precios ni pretender que alguien trabaje gratis, dejando las razones humanas de lado, como he dicho antes, cuando te pagan una miseria tienes que hacer mucho más trabajos para llegar a final de mes, y eso se nota en la calidad del trabajo.

Sea o no sea un corrector profesional es imprescindible que tu libro lo revise otra persona.

3. Es inevitable reescribir

Hace poco llevé a cabo la traducción de mi primera novela El Nom dels Huracans, no era la primera vez que me enfrentaba a la traducción de una novela, pero al ser la mía me di cuenta de que es muy difícil no cambiar cosas. Con la novela de otra persona no juzgas. Te limitas a traducir sus palabras lo mejor posible, buscas las mejores palabras para el ritmo que tiene la novela en el lenguaje original y poco más, si es que eso es poco. Si alguien usa un lenguaje básico no vas a enriquecérselo en la traducción, ni vas a cambiar el ritmo de una narración, por lo menos no de forma voluntaria.

Pero, ¡ay! si es tu trabajo siempre ves cosas que podrían mejorar, que podrías corregir, cambiar, eliminar, ¡eliminar!. Así que me vi con los dos documentos abiertos y con los cambios que había hecho en la versión en castellano me iba a la versión original, en catalán, y los igualaba. La novela ya estaba corregida y editada, así que imagínate… deja pasar el tiempo de nuevo antes de poder corregir… Y aún y así estoy segura que habrá cosas que cambién en castellano y que no son exactamente así en catalán.

Por supuesto que puedes corregir y reescribir a la vez, pero eso te llevará a necesitar una nueva corrección y por tanto a dejar pasar el tiempo de nuevo… ¿Cuántas reescrituras son necesarias hasta dar un proyecto por acabado? Me temo que eso da para un nuevo artículo, así que ya tengo trabajo para los próximos días.

¿Dime, cómo corriges tú tus trabajos? ¿Te resulta fácil corregirte a ti mismo?

Suscríbete

Si quieres recibir más información apúntate a mi lista de correo para recibir una newsletter cada quince días y contenido exclusivo para suscriptores.

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

(1) comment

[…] entrada ¿Autopublicas? Pide ayuda para corregir aparece primero en […]

Reply
Add Your Reply

Leave a Comment: