7 consejos para escribir relatos | Clara Tiscar

7 consejos para escribir relatos

By Clara Tiscar | Técnicas narrativas

Sep 20

Escribir relatos es la mejor forma de iniciarse en la escritura, de crear un hábito o retomarlo después de un tiempo.

Los relatos cortos son una forma ideal de practicar, entre otras cosas porque lo mejor es escribirlos de una sentada; empezar y acabar en la misma sesión. Si quieres saber en qué te ayuda escribir relatos echa un vistazo a este artículo.

Si te estás planteando escribir, ni lo dudes, que tu primer reto de escritura no sea escribir una novela sino escribir un relato diario durante un tiempo . Empieza por un mes o dos (quizás mi curso 60 días de cuento te resulta útil) y alárgalo hasta un año. Imagina que escribes un relato diario durante un año.

Tu producción sería bestial. Con todo lo que eso implica:

  • Escribirás relatos que podrías expandir en forma de novela. Ideas de las que te apetece tirar y crear una historia más larga. Quién dice una novela, dice una peli. ¿Por qué no? O un corto para el cine, de los relatos también salen buenos cortos.
  • Escribirás relatos que podrías presentar a concursos literarios (y conseguir publicaciones, premios que poner en tu currículum, todo ayuda después a la hora de promocionarse o publicar).
  • Tendrás relatos de varios géneros, escritos con estilos distintos, desde puntos de vista diferentes o con narradores muy variados.

En definitiva, los relatos son lo mejor para practicar.

¿Te animas? Pues aquí van algunos consejos

Cómo se escribe un relato

1. No planifiques, descubre

Si me lees habitualmente quizás este primer punto te resulte sorprendente. ¡Con lo fan que soy de la planificación antes de escribir!

Mi forma de planificar suele partir de una idea, a la que doy tiempo para desarrollarse.

Llega un momento en el que la historia que quiero contar empieza a tener forma de argumento.

Entonces escribo el borrador de mierda. No es más que un volcado de toda la información que tengo sobre la historia que quiero escribir más lo que se va ocurriendo en ese momento. Escribo este primer borrador del tirón. Tenga las palabras que tenga. Aunque suelen ser cortos porque los escribo de forma muy sintética, solo busco información.

Después, analizo qué tengo, selecciono, descarto. A partir de lo que he seleccionado empiezo a trabajar a fondo los distintos elementos de la novela. Hasta que tengo toda la información que me hace falta y trabajo una sinopsis y la escaleta.

Un relato, sin embargo, no necesita una escaleta. Simplemente tienes que tener claro qué es lo que quieres contar y hacerlo de la mejor manera posible.

Por tanto, para descubrir qué quieres contar, dale unas vueltas a tu idea inicial y escribe el relato.

Una vez lo tengas escrito descubrirás cuál es la historia que se esconde detrás de tu idea. Y, entonces sí, podrás reescribir el relato para contar esa historia de la mejor forma posible.

Escribir este primer borrador es la planificación del relato. Descubres la historia y después la explicas de la forma más efectiva en función de lo que quieras conseguir.

2. Empieza bien

El inicio tiene que ser espectacular. Tiene que enganchar, despertar curiosidad, informar lo suficiente para situar a la lectora… Por ello, escribir antes tu relato, te permitirá ver dónde tienes que empezar.

Para empezar elige una escena potente. Si puede ser inicia in media res, en plena acción, y ve incorporando los detalles necesarios mediante la acción.

3. Acaba mejor

El final tiene que sorprender. Lo ideal es que todo el relato esté encaminado hacia ese final, otra razón por la que es importante escribirlo primero y saber cómo acaba para decidir dónde y cómo empiezas.

Si sabes el final podrás conducir el relato por el camino correcto.

Los finales tienen que ser sorprendentes pero lógicos. Una vez pasada la sorpresa inicial, te das cuenta de que el final era inevitable. Un buen relato, como una buena novela, conecta el principio con el final pero la conexión solo es visible cuando lo hemos leído todo.

4. Selecciona bien lo que muestras y lo que cuentas

Uno de los consejos narrativos más recurrentes es el “muestra en lugar de contar” (show don’t tell).

Pero, desde mi punto de vista, hay que ir un paso más allá. Hay que saber mostrar en lugar de contar y hay que saber cuándo no hace falta mostrar y es mejor contar.

En un relato, que por definición es corto, es básico saber usar las elipsis y los resúmenes para conectar unas escenas con otras.

Se muestra cuando es imprescindible hacerlo, y se cuenta cuando mostrar no aportaría nada interesante para la trama.

5. Atención al conflicto

Otro clásico. Sin conflicto no hay historia. Un relato no es una anécdota. Un relato es una historia. Y para que tengamos una historia necesitamos un protagonista al que le ocurre algo. Necesitas un conflicto. El relato es la explicación de cómo se soluciona (o no) el conflicto.

6. Acción

Del conflicto surge la acción. ¿Puede haber acción sin conflicto? Por supuesto, pero lo que no habrá es interés por la lectura.

Escribir un relato no es la narración de varias acciones encadenadas (o peor, sin conexión entre ellas), sino que es la narración de las acciones que se llevan a cabo para superar un conflicto.

Por tanto, la acción de tu relato tiene que estar relacionada con el conflicto que tiene tu personaje.

¡Ah! Tienes que asegurarte de que la emoción y la tensión vayan en aumento.

7. Simplicidad

Los relatos son simples. Las novelas complejas. No lo digo en el sentido de fácil o difícil. Un relato se compone de una sola trama, mientras que en una novela hay varias tramas y, por tanto, varios conflictos.

Además, un relato usa el narrador de forma simple. Siempre igual. Un único narrador durante todo el relato, y te recomiendo que uses sol un único punto de vista. Las novelas, por contra, pueden tener más de un narrador y múltiples puntos de vista.

¿Quieres escribir relatos? ¡Echa un vistazo a mi curso de relato!

About the Author

Soy Clara Tiscar, escritora y mentora de autores. Trabajo con autores perseverantes que creen en su talento y quieren mejorar su técnica.

Leave a Comment:

Leave a Comment: